Menu
Menu

Regional Castilla La Mancha

A mi vuelta a Madrid me llamaron del Regional de Castilla La Mancha de TVE, donde había dejado un currículo. Me contrataron como guionista-coordinadora y presentadora de su magazine diario. Para mí fue un centro de aprendizaje. Aprendí a hacer piezas para televisión y a montarlas, presenté, entrevisté, e incluso realicé en alguna ocasión.

Fui muchas veces a Castilla La Mancha y descubrí todo lo que había en esa tierra fantástica, empezando por sus gentes. Me hubiera quedado mucho más tiempo, si no hubiera sido porque al cabo de seis ó siete meses, el Centro, que entonces estaba en Paseo de la Habana, se trasladaba a Toledo. Me ofrecieron que siguiera trabajando allí, pero entonces las carreteras no estaban como ahora y la distancia se hacía muchísimo mayor. Yo no quería dejar Madrid, donde estaban todas mis posibilidades, además de mi familia y amigos, y rechacé la propuesta al tiempo que me presentaba a Telemadrid.

No entré directamente en los informativos porque, pese a mi experiencia, me faltaba una asignatura para acabar la carrera, a la que no me había podido presentar por estar en Londres y Fermín Bocos, el primer director de informativos de Telemadrid y el que consiguió sin duda que se convirtieran en los más modernos de España –los que luego copiaría todo el mundo– me rechazó. Pese a todo, me presenté a las pruebas de continuidad de la cadena y me seleccionaron. Isabel Prinz, actriz, y yo, periodista de hecho, pero no de derecho aún, al faltarme esa asignatura  –que aprobé seis meses más tarde con notable–, inauguramos la cadena. Bueno, la inauguró Isabel, porque yo tuve que tener una semana de carencia desde que dejé el regional de Castilla la Mancha y comencé a salir en Telemadrid.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog