Menu
Menu

‘¡Qué memoria la mía!’

Fue un fracaso. El formato era muy interesante y los profesionales que estaban en el proyecto de primera línea. El director era José María Iñigo y una de las guionistas, ni más ni menos, que Victoria Prego. Sin embargo, parece que las cosas han de tener su tiempo y este programa que pretendía repasar la historia reciente de los españoles mediante reportajes y entrevistas no funcionó.

A mí, que lo presentaba, me dio una pena enorme y sentí muchísimo que en la segunda o en la tercera emisión desapareciera. Además, estaba mal acostumbrada: Incluso en su peor momento, el A toda página del que provenía había sido un programa de enorme éxito; y el propio informativo un modelo absolutamente innovador que si bien no se mantuvo más de seis meses si dejó una huella en todos los informativos que se advierte incluso actualmente. Lo sentí muchísimo. Y más por dejar de trabajar con José María y con Victoria, a la cabeza de un equipo magnífico… Pero, la audiencia siempre manda.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog