Menu
Menu

Adriana Ugarte

«Que no se ilusionen: la elasticidad se pierde»
- Actriz -

–Es usted una de las actrices de moda. ¿Qué parte de su éxito se lo debe a su papel de marquesa de Castro en «La señora»?
–Joé, pues yo creo que muchísimo, la mayor parte.

–Pero  a su físico le debe muchas cosas… Me viene a la cabeza la película «La casa de cartón», del mismo director de «La señora», llena de escenas de sexo…
–Bueno, y de otras escenas que no lo son. De cincuenta secuencias: sólo cinco serían de sexo…

–A lo mejor es que se ven más que las demás…
–Puede ser que lo practiquemos poco y por eso nos llama la atención.

–En todo caso,  para su profesión es necesario cuidarse el cuerpo. ¿Con qué deporte lo consigue?
–Me gusta mucho correr y como tengo una perrita que me saca a correr más a mí que yo a ella, pues nos vamos las dos.

–Pero creo que además lo suyo es la acrobacia… ¡Y  he leído en su currículo que tiene una flexibilidad muy desarrollada…!
–Esto… La verdad es que la tengo desarrollada porque me he estirado muchísimo, porque he estado bastantes años bailando y no me quedaba más remedio. Pero luego se pierde enseguida, así que no se ilusionen los chicos, porque no. Y lo de la acrobacia lo empecé en la escuela donde estudiaba y me gustó muchísimo.

–«Mens sana in córpore sano». Tiene el cuerpo al día y la mente también; es de las pocas actrices que además habla perfectamente otros dos idiomas además del suyo, inglés y francés…
–Hablo los dos, pero tampoco como el castellano.

–Pero lo tendrá algo más fácil para adentrarse en el mercado internacional, ¿no?
–Pues espero. Yo creo que sí.

–¿Qué sería  capaz de hacer por un Goya?
–Pues rima con bastantes cosas… Pero creo que no haría ninguna de las que riman. Lo único que haría es hacer bien mi trabajo… No haría nada por un Goya.

–¿Y por un Oscar?
–Es que, si estoy nominada para un Oscar, es porque estoy trabajando en una película medio interesante americana y eso sería ya la leche… Aunque suene un poco a tópico, para mí el mejor premio es tener trabajo.

–Su mayor éxito ha  sido «La señora». ¿Nunca ha pensado como otros actores que la televisión es de segunda división?
–No, nunca.

–Aunque, la verdad, el cine de nuestro país no está precisamente en la élite del mundo…
–No, tampoco… Por eso nunca he valorado un medio más que otro, sino que el producto sea válido y que no hagamos siempre las mismas cosas. Ahora estoy haciendo una peli que para mí es una cosa distinta, no sólo porque es una comedia, sino porque parodia todos los tópicos sociales. Si ves el cartel a lo mejor dices… bueno, la típica película de jóvenes. Pero no: es una película arriesgada que se titula «Contrario al amor», la ópera prima de Vicente Villanueva.

–Pero los actores no consideran que están jugando en la «Champions» a menos que estén haciendo teatro… Y eso que es lo que peor se paga.
–Jo, la verdad es que yo tengo ganas. Es que, aunque todos los medios son muy intensos, en el teatro vives la historia de principio a final, cada día. Pero para mí yo siempre estoy jugando en la «Champions».

–¿ Y a qué deben más el éxito los actores, al entrenador/director, al esfuerzo personal, al talento innato o a la suerte?
–Yo creo que, sobre todo, al entrenador y al esfuerzo personal. Si además tienes suerte y talento, «chapeau», pero si Nadal y Federer no entrenaran como se entrenan y no tuvieran esos jefazos no podrían hacer nada de esto; o sea, el talento está muy bien, pero el esfuerzo es lo más importante.

–¿Le gusta el tenis?
–Me encanta.

–¿Y el fútbol?
–Regular, pero soy del Recreativo de Huelva.

–De los actores españoles, ¿quién cree que ha sido el «pichichi» este año?
–Mi «pichichi» particular es Lluis Omar: me encantaría verle corriendo en pantalón corto, con sus botas de cowboy.

En primera persona
«Nací en Madrid en 1985. Estoy soltera, no tengo hijos y me siento orgullosa de no desaprovechar la vida. No me arrepiento de nada, perdono, me cuesta más olvidar, valoro el tacto y detesto la mentira. Soy impulsiva, cabezona y noble. A una isla desierta me llevaría a mi perrita Pichi. Me gusta el agua y la pizza calzone. Trato de no tener manías en el trabajo para no ser esclava de ellas, pero en la vida, ¡coño, cada día me doy cuenta de que tengo más…! Sueño que me persiguen hombres súper atractivos y me hacen reír y llorar las personas que se desnudan, que desnudan sus sentimientos:  Kate Winslet siempre me hace llorar. De mayor me gustaría ser feliz y disfrutona y si volviera a nacer sería menos perfeccionista».

La Razón

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog