Menu
Menu

Amores de verano

Hace unos días le pregunté a mi hijo de quince años por su novia, su chica o lo que fuera esa niña tan mona con la que soñaba en los últimos tiempos y no dudó ni un segundo en contestarme con rotundidad: “Hemos cortado, mami. Entenderás que en verano no se puede tener novia”.

Ignorante de mí, desconocía, francamente, que los compromisos no se pueden mantener en la distancia más allá de un mes. No quise explicarle que hay un bolero que reza “dicen que la distancia es el olvido, pero yo no concibo esa razón…” porque me iba a tachar de “carca” y no está una preparada mentalmente para sentirse tan alejada del mundo adolescente.

Lee el artículo completo en Wapa – Los secretos de Marta

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog