Menu
Menu

«Me parece un método traumático»

Dr. Adelardo Caballero
– Endocrino y director del Instituto de la Obesidad –

-La clínica Planas ha sacado la dieta enteral, un método para adelgazar alimentándose a través de una sonda. ¿Es algo innovador o ya existían cosas así en el mercado?
-La alimentación por sonda hasta ahora, que yo sepa, sólo se utilizaba en hospitales, en las personas que no podían ingerir alimentos por una enfermedad. Con esa sonda se alimenta, pero desaparece el placer de comer.

-¿No es extraño recurrir a un método de estas características más por cuestiones estéticas que por salud?
-Desde luego. Cuando los pacientes ingresan en el hospital con algún tipo de enfermedad y detectamos que tienen un alto índice de malnutrición y su estado es alarmante, procedemos primero a darle batidos. Es decir, si el aparato digestivo funciona, siempre lo utilizamos y evitamos llegar a las sondas, porque las sondas producen reflujo, esofagitis, etc. Me cuesta trabajo pensar en utilizar sondas para una dieta.

-Parece un método invasivo para ofrecérselo a personas cuyo sobrepeso está entre los tres y los doce kilos, ¿no?
-Yo no lo veo como un sistema adecuado, ni inteligente. Todo debe partir de hacer unas dietas equilibradas y un poco más ejercicio del que hacemos y reeducarnos. Nosotros, en situaciones muy concretas, recurrimos a intervenciones quirúrgicas, pero sólo en personas que ya han traspasado todas las barreras y en situaciones muy concretas y de mucho sobrepeso.

-¿Le ve alguna ventaja?
-No lo veo ni creo que tenga una base científica para aplicar en personas que tienen su boca, su esófago, su aparato digestivo en condiciones. La cantidad de comida que tiene que pasar por la sonda está limitada, porque es una sonda muy pequeña. Es un riesgo y lo veo demasiado traumático.

La Razón

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog