Menu
Menu

¡Qué guapo que soy!

Cincuenta goles, ni más ni menos. Esa es la proeza de Messi, el mejor «Pichichi» de la historia. Antes nadie había logrado tal cifra. A lo mejor por eso, porque sabe que es el mejor, no responde a tonterías. Como las de Ronaldo, por ejemplo. El portugués acaba de sincerarse en una entrevista que le han hecho en el programa «World Sport» de CNN internacional, y ha dicho eso de: «Soy mejor que Messi». Y luego, para darle un discurso más «intelectual» al asunto, ha añadido que «no se puede comparar a un Ferrari con un Porsche porque llevan un motor diferente».

Yo le habría preguntado que quién cree él que es el Ferrari y quién, el Porsche, porque uno corre en Fórmula-1 y el otro, no. Y también, por qué cree que es el mejor, aunque Messi haya demostrado ser el «Pichichi» más ejecutor. Pero seguro que el portugués habría tenido respuestas para todas las preguntas, porque él se siente el mejor. En todo. Incluido el equipo al que pertenece y el entrenador del mismo. Eso tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Entre las malas, la prepotencia y esa estética chulesca que no me divierte nada por muy madrileña que parezca, y entre las buenas, que no hay nada como creerse el mejor para llegar a serlo. O al menos eso es lo que pensaban algunas niñas de mi colegio mientras iban cantando: «Que una, que dos, qué guapa que soy, qué tipo que tengo, qué buena que estoy». Ferraris y Porsches aparte, es, más menos, lo mismo que dice siempre Cristiano Ronaldo ¿no?

La Razón

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog