Menu
Menu

La trastienda del cuatro

Llevaba mucho tiempo sin visitar Vigo y, al hacerlo nuevamente, me encontré con una grata sorpresa. La trastienda del cuatro. Entrar en ella es zambullirse, como su propio nombre indica, en uno de los cuartos traseros que había en los comercios en los años cincuenta… En sus estanterías, como en las de aquellos, encontramos todo tipo de cachivaches, desde latas de conservas hasta básculas con más de cuatro décadas, pasando por los míticos sifones, hoy casi convertidos en piezas de coleccionista. Un viaje lleno de nostalgia, y casi reivindicación, a las casas de nuestras abuelas que, cómo no, está plagado de referencias vintage, desde las sillas –desparejadas– a la vajilla multicolor. Una curiosa trastienda llena de encanto en la que encontramos dos ambientes.

Lee el artículo completo en El Blog de la Guía del Ocio.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog