Menu
Menu

Somos los mejores

Dos horas antes de la hora D, España entera era un bullir de banderas. Balcones, coches, bares y hasta rostros se teñían de rojo y amarillo para apoyar a la mejor Selección de todos los tiempos. «No nos confiemos», nos decíamos los unos a los otros, temerosos de que nuestros chicos, cansados tras una competición tan exigente, llegaran exhaustos a enfrentarse con el legendario equipo italiano. Sin embargo, al poco de comenzar el partido, Silva ya demostró que los campeones de la anterior Copa de Europa y del Mundial estaban dispuestos a conseguir su siguiente trofeo. El posterior gol de Jordi Alba tranquilizó tanto los ánimos que algunos pensaron que el partido acabaría por ser tedioso y aburrido. Sin embargo, España crecida, fortalecida e inmensa decidió demostrarnos a todos que estaba preparada para mucho más. Con un juego extraordinario, un ataque sensacional y una defensa solidaria, nuestros chicos nos enseñaron que saben jugar en equipo y hacerlo de una manera tan bonita y tan limpia como para hacernos recordar de lo que somos capaces si estamos unidos.

Dos goles después –de Torres y Mata– ya todos habíamos llegado a la conclusión, poco antes de acabar el partido, de que este encuentro pasaría a la historia, a la misma altura que el de aquella final del Mundial celebrado en México en 1970 en la que Brasil se enfrentó contra Italia y le ganó por cuatro goles a uno. No se recuerdan más partidos en los que Italia haya tenido que encajar cuatro tantos. España ha jugado contra uno de los equipos europeos más sólidos y admirados y ha ganado por goleada y con una maestría indiscutible. Los españoles, sencillamente, somos los mejores.

La Razón

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog