Menu
Menu

Los Valores

Ha  dicho Mourinho tras la derrota del Real Madrid ante el Sevilla: «No tengo equipo». Dice el técnico que los chicos no están comprometidos y así va su actuación en la Liga como va. ¡Qué bueno es que haya niños para echarles la culpa! Porque el entrenador ha reconocido su responsabilidad en esa falta de compromiso de los jugadores, pero lo de no ganar se lo ha adjudicado directamente a ellos.
El inicio de temporada está servido y, como de costumbre, los hombres más mediáticos, «Mou» y Cristiano, andan sirviendo titulares en bandeja. Primero fue la tristeza del futbolista –que ahora hay quien asegura que se debía a que Mourinho lo humilló tras perder contra el Getafe– y ahora son los lamentos del entrenador del equipo más caro del mundo. El mismo que cuenta con los jugadores que el técnico decidió y que Florentino Pérez le compró sin que le temblara la mano al escribir las cifras millonarias en el talonario.
Parece que los portugueses no saben en qué consiste su trabajo. El jugador, porque se resiste a aguantar chaparrones si no juega tan bien como se le paga, y el entrenador, porque en cuanto pierden le sale el miserable que todos llevamos dentro y se pone a señalar con el dedo en vez de ilusionar. Quizás el problema es que ambos han olvidado que el fútbol, además de un negocio, es un deporte en el que a veces se gana y a veces se pierde. Y ya que nunca se han puesto al día con otros valores del Madrid, al menos deberían saber que la dignidad no se puede perder con la derrota.

La Razón

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog