Menu
Menu

La molesta Anna Tarrés

A Anna Tarrés no le va nada mal en su nueva vida lejos de la competiciones profesionales. No sólo ha logrado liberarse del poco favorecedor chándal y pasar de ser la seleccionadora del equipo de natación sincronizada con cara de perro a la miembro del jurado más protagonista del programa de Antena 3 «Splash», sino que ahora, además, es frecuente verla en todo tipo de actos sociales y está a punto de publicar el libro «Ser la mejor no es suficiente» ( Planeta). Cualquiera pensaría que ir de mala resulta rentable; porque si la Tarrés en sus días de entrenadora sacaba lo peor de ella misma, supuestamente para impulsar a sus chicas hacia el éxito, en éstos de gloria televisiva mantiene hasta tal punto su perfil de exigencia aterradora, que hay incluso quien la compara con Risto Mejide. Yo creo que la ex nadadora, poco o nada tiene que ver con el experto en comunicación y publicidad, pero no me extrañaría que hubiera leído su libro «Annoyomics. El arte de molestar para ganar dinero» y lo hubiese puesto en práctica en estos tiempos en los que dar donde más duele con «El dardo de la palabra», que diría Lázaro Carreter, parece estar más de moda que nunca. Es cierto que los métodos de Tarrés distan mucho de la ironía y la inteligencia de Mejide, pero parece que incluso ser la pura caricatura del ex jurado de OT es rentable. Tanto que «Anna Terror», como la bautizara Falete por su forma de juzgar, ya ha conseguido ser trending topic en Twitter y hasta alcanzar memorables picos de audiencia. Hay que ver lo que se consigue en esta vida, tan sólo siendo molesta.

La Razón

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog