Menu
Menu

“Hay que poner el vino en la conversación”

La periodista y escritora Marta Robles será la responsable de moderar hasta tres de las mesas redondas de carácter cultural que se desarrollarán en la VII edición de FENAVIN, la Feria Nacional del vino, ”sin duda, una de las ferias más importantes de Europa”.

Usted participará activamente en la próxima edición de FENAVIN; concretamente, moderará varias mesas redondas, ‘Vino, aventura y ancestros’, ‘Vino y moda’, y ‘Vino y cine’, por tanto, ¿el vino casa con cualquier faceta humana y artística?

El vino es parte de nuestras vidas. Juan Cruz solía decir que hay que poner el libro en la conversación, yo digo que también hay que poner el vino en la conversación porque es parte de nuestra cultura y nuestro patrimonio.

Y con el periodismo, ¿cómo se da ese maridaje?

Yo creo que el vino aparece en muchos tipos de relatos, e incluso cuando estás haciendo una entrevista o un reportaje en un momento determinado el vino puede tener una presencia bastante tangible. El vino como forma parte de la vida puede estar en todas partes. En mi caso en particular, tengo mucha relación con el vino desde hace muchos años. Empecé a participar en las mesas de FENAVIN cuando se inauguró porque me gusta y porque me divierte. Además me han tocado muchas catas, he ido a diferentes cursos, aparte de haber tenido la opción de dar charlas sobre distintas parcelas del vino, e incluso abrí el VIII Congreso de Enología en Galicia. Por lo que he tenido mucha relación personal más allá del propio periodismo, pero teniendo en cuenta que soy periodista las 24 horas del día, también tiene que ver mi condición de periodista con el vino.

¿Cree que los medios dan un buen tratamiento e imagen del vino?

Yo creo que cada vez mejor, porque hay más sensibilidad y respeto respecto al vino. No obstante, creo que se podría mejorar, que el vino podría tener más presencia y más consideración teniendo en cuenta que es un alcohol benéfico (no como los destilados) y que es fuente de riqueza en nuestro país.

Personalmente, ¿se ha servido del vino como fuente de inspiración en alguna ocasión?

No utilizo el vino para escribir, si es a eso a lo q te refieres; soy periodista y escritora, y la literatura es una parcela importantísima de mi vida, escribo todos los días, pero no necesito el vino como fuente de inspiración. A lo largo de la historia siempre se ha hablado mucho de que todos los escritores y artistas en general buscaban en todo tipo de sustancias la inspiración, pero no es mi caso. Utilizo el vino en momentos más placenteros, como por ejemplo leer un libro tomando una copa de vino.

¿Con qué tipo de emociones o sensaciones asocia, por tanto, el consumo de vino? Y, por ende, ¿en qué momentos no puede faltar una copa?

Asocio el vino a la sensación de bienestar, a la conversación, a los momentos de compartir. No bebo vino sola, así que, para mí, el vino, de alguna manera implica y significa compañía. Por eso, en una comida o una cena entre amigos no puede faltar una copa de vino.

¿Con qué personaje relevante compartiría una buena copa de vino?

Con cualquiera que tuviera algo que contar, independientemente de que fuera relevante o no, porque creo que prácticamente cualquier persona tiene cosas que contar y cuenta mucho mejor con una copa de vino.

En estos tiempos convulsos en los que vivimos, ¿a quién le recomendaría una copa de vino para relajarse?

Quien más lo necesita son todas aquellas personas que están pasando miedo, angustia y necesidad en este momento. Creo que les hace falta vino, pan y, sobre todo, trabajo.

¿Qué sector, sea social, económico, político o artístico lo calificaría como mejor y peor añada?

Esa comparación no resulta fácil en este momento, porque estamos bastante mal en todo, pero yo creo que la peor añada sería la socio-política-económica, porque la sociedad lo está pasando mal, nuestros políticos no parecen estar dando respuesta suficiente y económicamente, según los datos, no conseguimos remontar. Sin embargo, como España es un país creativo por excelencia, creo que hay grandes expresiones artísticas en este momento, en el ámbito literario, en el cinematográfico, en el musical y también en el plástico… Y también encuentro que es un arte que algunos emprendedores sigan creando en estos momentos tan delicados.

Para finalizar, como profesional asidua a FENAVIN, ¿qué opinión le merece una feria de estas características?

Me parece imprescindible. Yo le presto todo mi apoyo a FENAVIN porque creo mucho en esta feria. Creo que en España el sector vitivinícola tiene una fuerza impresionante, y muchas veces por nuestra falta de chovinismo no sabemos venderlo tan bien como deberíamos, y es una pena que no se consuma más vino en España, por supuesto, de forma moderada y responsable, y que nuestros vinos no lleguen a todos los sitios que deberían llegar. Creo que una feria como FENAVIN es, sin duda, una de las más importantes de Europa, y entre otras muchas cosas ha conseguido el cambio de imagen de los vinos de Castilla-La Mancha.

El Club Express

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog