Menu
Menu

“La dieta mediterránea previene y combate la depresión”

Virginia Ruipérez González. Miembro de la Sociedad Europea de Medicina Naturista Clásica. Dirige una consulta privada de Medicina Naturista y Educación para la Salud, especializada en fertilidad, maternidad y salud de la mujer. Es autora del libro “Fertilidad Natural” Editorial  “La Casita de Paz”.

– Según recientes estudios la dieta mediterránea podría prevenir la depresión ¿usted cree que eso es cierto?

– Es totalmente cierto, ya que la dieta mediterránea es rica en alimentos que aportan nutrientes esenciales para proteger y restablecer la salud de nuestro sistema nervioso, y por lo tanto para prevenir la depresión y otras enfermedades del sistema nervioso y para mejorar el bienestar y la calidad de vida de las personas que la padezcan.

– Pero ¿qué es lo que combate la depresión una dieta equilibrada o tener un peso adecuado y no verse obeso?

– Para evitar la depresión es esencial seguir una alimentación sana, equilibrada y que garantice esos nutrientes que forman parte de la bioquímica de la salud del sistema nervioso.

– En todo caso, es cierto que hay alimentos que ayudan a tener mejor estado de ánimo

– Sí
.

– ¿Cuáles son y a qué se debe?

– En primer lugar, los ácidos grasos esenciales, como los omega 3 y omega 6, cuyas fuentes son semillas oleaginosas como el aceite de oliva, la nuez, la almendra o el aguacate. Estos ácidos grasos son la materia prima que constituye nuestro cerebro, y así su déficit favorece los desequilibrios del sistema nervioso, como la depresión. También vitaminas, como la vitamina B, una vitamina que es precursora de la serotonina, y la serotonina es el neurotransmisor del bienestar, es la sustancia responsable de la alegría, del optimismo, de la confianza y la relajación. Y es primordial para prevenir y curar la depresión. Y por último, están los cereales, como el arroz, la pasta o el pan, fuentes importantes de glucosa de asimilación lenta, esta glucosa es el nutriente esencial de nuestro cerebro, y así el equilibrio de glucosa en sangre favorece la salud y equilibrio del sistema nervioso, hace que nuestro sistema nervioso se sienta seguro y protegido al tener su nutriente esencial de modo continuo y estable. Como los cereales nos aportan esa glucosa de modo progresivo, por ser de asimilación lenta, mantienen el bienestar de nuestro cerebro y favorece los estados de ánimo positivos.

Y por el contrario, existen alimentos que conducen a la depresión o a un peor estado de ánimo ¿no?

– También.

Cuáles son y porque producen ese efecto?

– Por ejemplo, el azúcar blanco, ya que es una glucosa de asimilación rápida, lo contrario a la glucosa de lenta de los cereales que hemos citado con anterioridad, esta glucosa rápida se asimila muy rápidamente, llega a la sangre casi de modo instantáneo, con lo que nuestro organismo la tiene que metabolizar, provocando una caída brusca, que favorece la segregación de adrenalina, neurotrasmisor del estrés y favorece la depresión. También el abuso de excitantes como el café y las bebidas de cola. Y por último las grasas hidrogenadas, presentes en la comida procesada, estas grasas fabricadas por la industria, impiden la absorción a nivel intestinal, de los ácidos grasos esenciales, que como hemos visto son esenciales para la salud del sistema nervioso y en la prevención de desequilibrios como la depresión.

– Supongo que si una mala alimentación conduce a un mal estado físico eso ayuda a la depresión?

– Por supuesto
.

– Y más allá esta el tema de la autoestima.  ¿Cuándo uno come mal y se ve mal, se quiere menos?

– Yo creo que no es que se quiera menos, creo que lo que le falta es información sobre como cuidarse y favorecer su bienestar, su belleza y su salud.

La Razón

 

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog