Menu
Menu

Los hijos de los famosos

Aunque son muchos más los hijos de personalidades relevantes a los que no se conoce y que no aparecen nunca en los medios de comunicación, ni antes, ni después de la mayoría de edad, existe un ramillete de vástagos de famosos que copa las informaciones televisivas más despiadadas. No se si será porque a mí me parece terrible que un hijo salga en cualquier parte solo por serlo y no por méritos o deméritos propios; pero creo que algunos de ellos, sufren tanta presión que a veces ni siquiera pueden evitar que, en cuanto sus vidas se van un poco  a la deriva, se cuenten por televisión.  El caso del hijo de Ortega Cano es paradigmático. Huérfano de una madre protectora y con un padre querido y no querido, la sombra de sus famosísimos progenitores y tal vez la imposibilidad de llevar una vida normal, no se si le habrá hecho caer en el fango, pero sí hacerlo con luz y taquígrafos.. El último caso, menos sangrante por fortuna que el de José Fernando, (a quien todos conocemos ya por su nombre de pila, como si fuera de la familia,  igual que sabemos de sus problemas con las drogas, con las mujeres, con la violencia, con la Justicia…) es el de Chabelita Pantoja.  Su madre no parece haber tenido mucha suerte con los hijos. Si el mayor no ha hecho una carrera, digamos, convencional, la niña reaparece ante los medios, tiempo después de aquellas primeras fotos de su infancia, convertida en una adolescente embarazada. Y no solo es que su circunstancia personal, que a mí entender debería ser  absolutamente privada haya trascendido en el mismo segundo en que ha alcanzado la mayoría de edad; es que a partir de ahora, viene lo gordo: Platós de televisiones diversas, dimes y diretes, comentarios de todo tipo… Al parecer Isabel quería haber manejado todo este entramado de negocio mediático, apareciendo con su niña en el más famoso de los programas del corazón; pero tras su negativa  a que el novio de la chica,  se mudara a su casa con Chabelita, ella ha decidido que quiere aparecer sola, para así poder independizarse y vivir con su pareja… Otra pareja a vivir del chisme, que tal vez, el día de mañana se arrepienta. Más vale prevenir y como un día escuchara a Manuel Vicent, quiero advertir a esos jovenzuelos famosos desde la cuna,  que quizás no saben en la que se están metiendo, que solo son dueños de su propio silencio. Y que las palabras, aunque lo parezca, jamás se las lleva el viento.

La Gaceta de Salamanca

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog