Menu
Menu

«Para un guiri, el Museo del Jamón es espectacular»

20131104-114017.jpg
Amy Jo Doherty. Cantante

He leído muy pocas entrevistas a Amy Jo Doherty. Y no es raro, porque aunque lleva años en el mundo de la música, aún sigue despertando más curiosidad por ser la hermana de Pete que por su talento. Precisamente para huir de la alargada sombra del artista se quedó a vivir en Madrid y se acortó el apellido (se hace llamar Amy Jo Do); pero aún así, y aunque haya conseguido que los «paparazzi» no la persigan y vivir una vida casi anónima, sabe bien que si los periodistas nos acercamos a ella, no dejaremos de preguntarle por el ex novio de Kate Moss. «Yo sé que el que interesa es mi hermano y antes me daba reparo hablar de él…, pero ahora estoy orgullosa de la música y entonces puedo hablar de sus cosas y de otras».

Amy tiene una voz ronca, casi aguardentosa, de esas voces profundas de las noches interminables. Y se expresa en un divertidísimo «spanglish» que forma ya parte de su encanto personal y musical. Porque la canción que le dedica al Museo del Jamón en su recién aparecido álbum en España, junto a The Spangles, la canta en castellano, naturalmente, pero con un fortísimo acento británico y más de una palabra híbrida. Cuando le digo que no me extraña que le guste el jamón, pero que lo de una canción me parece excesivo, me responde: «A mí me gusta el jamón, pero es que ese sitio es increíble para mí y yo creo que para cualquier turista… ¡No sé! Yo cuando entré la primera vez no podía creerlo… ¡Jamones por todas partes! ¡Pides una cañita y te ponen un plato de jamón! Para un guiri era espectacular». El caso es que su oda al Museo del Jamón circula por internet y es parte de ese disco y de la gira que acaba de comenzar junto a The Spangles y la banda madrileña Hombre Rana, cuyo cantante es el productor del disco. «Llevaba muchos años queriendo grabarlo –me cuenta– y como «Shake It» (la canción que da nombre al disco) llevaba dos años sonando y tengo la suerte de que a Martín, que es el productor y mi amigo, siempre le han gustado mis canciones, al final lo conseguimos… ¡Pero hay quien me ha dicho que es el peor sitio que podría haber elegido para hacer música…!».

Sea fácil o no hacer música en España en estos momentos, ha sido aquí y ahora donde Amy Jo ha logrado sacar su disco. Y eso que la música siempre había formado parte de su vida: «A mis padres, aunque no tocan ningún instrumento, les encantaba la música. Nada más levantarse ponían música. Cuando mi madre estaba haciendo cosas había música… Los dos tienen una colección de vinilo, cosas de Motown y Rolling Stones, The Beatles…, así que siempre ha habido música en casa. Y siempre quisieron que tocáramos el piano». Es curiosa esa afición a la música y esa creatividad que destaca Amy Jo, sobre todo de su madre, que incluso ha escrito libros y es poetisa, porque ni ella, ni su padre, ni su hermana menor son artistas, sino militares. Pete y ella, sin embargo, eligieron otro camino: «Nosotros fuimos en dirección contraria al resto, sí. Salimos más alternativos. Pero mis padres, que aman la música, están muy orgullosos». Al decirme eso, pienso en cómo llevará su madre todo lo que cuenta la prensa sobre su hermano Pete. En los tiempos de relación con Kate Moss, se publicaban las historias más increíbles a diario: alcohol, drogas… «Ya. Siempre hemos hablado de esto en la familia. Pero a él le da igual lo que se escriba, sea malo o bueno. Porque todos sabemos cómo es la prensa (disculpa), los «paparazzi»… Muchos no tienen escrúpulos y a Pete le dan igual. Y siempre le dice a mi madre: ”¡Pero no lo leas! ¡Yo puedo decirles cualquier cosa para que la pongan ahí y ellos, tontos, se lo creen y lo ponen!”. A mí me decía que dijera que yo le di un primer pincho de heroína, porque no existe la publicidad buena o mala, sólo la publicidad; pero yo tengo el lado más de hermana mayor y creo que esto afecta a la gente. Y también, al ser profesora de niños, pienso que hay gente joven que lee estas cosas y piensa que es chulo. Y yo tengo otro sentido de lo qué es chulo, ¿sabes?». Lo sé; sí. Igual que sé que esta chica roquera es una buena chica, aunque su pinta no sea, precisamente, la de una profesora convencional. Claro que sus clases tampoco lo son: «Desde que llegué a España doy clases de inglés para vivir, pero ahora además tengo un grupo de música para bebés y padres que se llama Shake, Rattle & Rock». Me pregunto si sus alumnos sabrán que es la hermana de Pete y si le han preguntado alguna vez por Kate Moss y por esa historia de amor, que tantos ríos de tinta hizo correr. ¡Anda que no debe ser chulo tener una cuñada así! «Eso puede ser chulo para el mundo, claro. Pero no para mí. Yo quiero que mi hermano tenga una novia buena. Y, mira, ella es una chica fantástica pero, ¿sabes?, una relación para mí es chula si hay amor y paz y los dos se cuidan entre ellos».

Personal e intransferible

Amy Jo Doherty nació en Aldershot, Reino Unido, en 1978 y vive en España desde hace siete años. Se quedó aquí de casualidad, cuando iba camino de México y tal vez por eso suele soñar con una ciudad que no conoce y que piensa que podría ser D.F. Estuviera aquí o allá, le pondría música a la vida y la compartiría. En sus primeros conciertos en España con The Ezra Beats repartía botes de lejía con arena a modo de improvisadas maracas para el público. Es ya tan «española» que dice que lo que más le gusta comer y beber es «jamón y vino tinto, como a un buen español». Está soltera, se ha trasladado del madrileño barrio de Malasaña a Tirso de Molina «porque Malasaña se ha vuelto demasiado ”hipster” para mí» y sigue pensando que a una isla desierta se llevaría una guitarra y que el mejor telonero para cualquiera de sus conciertos sería, cómo no, su hermano Pete Doherty.

La Razón

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog