Menu
Menu

“Cuando el paciente intenta calmar su ansiedad con alimentos puede engordar”

Antonio Iniesta Alvarez. Pte Asociación Española de Medicina del Trabajo.

- ¿Qué relación hay entre los nervios y el sobrepeso?
- Más que nervios, creo que es mejor referirnos a ansiedad. La ansiedad en algunas personas conlleva un aumento de apetito ya que es bien conocido que hay alimentos que ayudan a liberar endorfinas en el cerebro lo que produce un estado de bienestar. Ejemplo puede ser el chocolate o muchos dulces. Una falta de control sobre estos hábitos desencadenara en una mayor probabilidad de aumentar nuestro índice de masa corporal.

– ¿Es verdad que la ansiedad contribuye a la obesidad?
- Solo contribuye a la obesidad cuando el paciente intenta calmar la misma con estímulos alimentarios. En otras ocasiones sucede justamente lo contrario. Todos conocemos “ se me cierra el estómago “ de los adolescentes ante un examen. Por ello lo que debemos hacer es explicar al paciente especialmente vulnerable o con malos hábitos dietéticos técnicas que puedan corregir los efectos derivados de los mismos.

- ¿Qué tanto por ciento de la población come de forma compulsiva por nervios o por estrés?
- Es difícil tener un dato real. Existe una apreciación en que los desórdenes alimentarios están en aumento en nuestra sociedad pudiendo ser graves-en un porcentaje que oscila entre el 3 y el 5 % de la población según grupos de edad, sexo y otras variables.

– ¿Existe alguna manera de evitarlo?
- Lo que se debe hacer es educar al paciente con ansiedad para que no traten la misma comiendo de manera descontrolada. Es importante adiestrar al paciente en la dieta equilibrada y mediterránea y en ser ordenado a la hora de comer. Debiendo repartir la ingesta en cinco tomas.
Fundamental es evitar o disminuir alimentos excitantes (café, té, picantes) alimentos con azucares de absorción rápida y fomentar ejercicio y hábitos de sueño saludables.
Creemos especialmente recomendable que cada persona disponga al menos de 2 horas semanales o 15 minutos diarios para ella y realizar una actividad que le guste, lo cual puede oscilar entre reflexionar viendo la luna hasta bailes de salón o cualquier hobby que sea de su agrado. Sino se cumple esta premisa estos minutos son una nueva fuente de ansiedad.

- ¿Hay alguna dieta especialmente recomendable para estresados?
- Los estresados deben comer alimentos que fortalezcan nuestro organismo en mayor medida que el resto de las personas. Entre ellos están todos los alimentos ricos en vitaminas, oligoelementos y antioxidantes. También aportan interés en esta materia las infusiones ( tila, poleo…)y los zumos naturales. Respecto al chocolate debe ser negro ( minimo un 70% ) y no ingerir más de dos onzas diarias. Puede ser útil en situaciones de estrés disponer de una barrita de regaliz

- ¿Comer deprisa, por estrés, o nervios, también contribuye de alguna manera a engordar?
- Comer deprisa favorece digestiones pesadas, reflujo y la aparición de gases. Además si comemos muy rápido, no damos tiempo al estómago para que envíe la señal de saciedad, por lo que se ingiere una mayor cantidad de calorías. Es importante tomar alguna ensalada en la comida principal del día o cualquier otro alimento que deba ser masticado y evitar abusar de purés y cremas.

La Razón

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog