Menu
Menu

¡Quien hablo de madurez!

Decimos los adultos que los adolescentes no maduran pero, ¿Maduramos los adultos? Si miramos hacia la literatura y buscamos el titulo mas leído en 2013, encontramos “Las sombras de Grey”, un cuento de hadas con dos rombos, en el que una Cenicienta  contemporánea encuentra a un apuesto príncipe que, además de poder permitirse comprar zapatos de cristal, puede pagar la sumisión de su pareja. Algo que los lectores ven bien, por que, oigan, el la quiere. Argumento mas peregrino y adolescente es difícil de esgrimir. Pero ahí no acaba todo. El personaje del año, vuelve a ser Belen Esteban quien, por  enésima vez, cuenta sus miserias y su redencion, en esta ocasión en las páginas de un libro, que también va camino de convertirse en un best- seller… Y quienes lo compran, no son precisamente los chicos de 17. Dejemos la “literatura” y avancemos hacia la televisión. Mas allá del éxito de Sálvame, donde las historias de sus personajes mas aclamados pasan constantemente del llanto a la carcajada, hay otros muchos programas en los que la madurez intelectual brilla por su ausencia. Así, todos esos realities en los que los protagonistas pasan por pruebas de supervivencia tales como hambre, frío, vejaciones y hasta enfermedades y todo ello ante la atenta mirada de millones de personas que les ven adelgazar o sufrir, desde un disfrute, digo yo que mas bien adolescente. En EEUU han dado un paso mas y el ultimo programa de supervivencia se llama “Naked and afraid” o lo que es lo mismo, “Desnudos y con miedo”; en el, los concursantes son parejas sin ropa  que a veces tienen que arriesgar literalmente la vida para poder comer. ¡Seran adolescentes! , cabria decir, ante una actitud tan irresponsable. Pero habria que añadir, ¿Quienes? ¿Los que se prestan a esas situaciones o los que siguen sus peripecias?

La Razón

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog