Menu
Menu

Hombres G: «No por ser artista tienes que ser un tío tarado»

Me hace especial ilusión reunirme con David Summers, Rafa Gutiérrez, Dani Mezquida y Javi Molina, los Hombres G. Los conozco desde hace más años de los que quisiera contar, pero tal vez por eso y, sin duda, por los grandes ratos que he pasado con sus canciones, a la admiración al grupo mítico, sumo el cariño personal. Por eso me alegra más, si cabe, que hayan sido tan capaces de seguir unidos durante tantos años, como de adaptarse a los nuevos tiempos. Ellos sí que saben. Tanto, como para recuperar la antigua fórmula de ofrecer su música, single a single, como se hacían en los años 60. “Antes todo el mundo sacaba canciones sueltas. No fue hasta principios de los setenta, cuando los Beatles empezaron a hacer álbumes para recopilar sus canciones, cuando salieron los LPs”-dice Javi. La novedad está en que ellos ,ahora, lo hacen sin discográfica de por medio y con Internet a su favor. Esa misma red, mágica y perversa, ha sido la que ha hecho que la música salga de su encierro de discos y posibilite a cualquier artista su contacto con el público, más allá de las discográficas; y los Hombres G, conscientes de su importancia, llevan subidos a su modernidad desde el principio. “Hay que adaptarse.-dice Rafa. Y creo que las herramientas que vamos inventando son buenas, si les das un buen uso. El que se queda anclado a los formatos antiguos lo sufre y no hay que quedarse parados. Nosotros no hacemos CDs, hacemos música y utilizamos lo que está en nuestra mano para hacérsela llegar al público. Antes teníamos el CD, ahora tenemos la inmediatez de Internet y la utilizamos”. Y así les va.. Estupendamente. Hay que celebrarlo. Y ellos, lo hacen, como siempre, con música. En esta ocasión con un par de temas escogidos. Por una parte “Esperando un milagro”, que es una balada melancólica, al estilo tradicional de Hombres G y por otra, “Por una vez”, una canción de amor optimista para levantar el ánimo.

Mientras me cuentan que desde el principio se percataron de la importancia de Internet, que tienen una cuenta común con 300.000 seguidores en Twitter y luego cada uno la suya, que llevan personalmente, me sigue sorprendiendo lo poco divos que son. Y eso que tienen 12 discos publicados, además de 12 recopilatorios y más de 21 millones de ejemplares vendidos… Y todo eso sin contar las películas, las actuales descargas de Itunes y Spotify, el canal de videos de Youtube “Hombres G tv” o el musical “Marta Tiene un marcapasos” . “Es que los artistas somos gente normal”- asegura David cuando se lo menciono. Pero como insisto en que no todos son tan normales me aclara: “Habrá de todo. Pero los que no son normales tampoco lo serían si fueran fontaneros. O sea, no por ser artista tienes que ser un tío tarado o raro ¿no?” Les pongo el ejemplo de grandes estrellas caprichosas que piden determinadas comidas y bebidas en los hoteles, o que exigen que se les pinten las habitaciones de colores diversos…”Nosotros pintamos personalmente el hotel durante toda la noche, porque nosotros somos curreras”- bromea Javi. Y Dani añade, ya en serio: “Hay de todo en todas partes. En el deporte también hay ejemplos ¿no? Hay deportistas que se preocupan de comprarse el último coche y gente como Nadal, que es un tío super sencillo, que imagino que tampoco pedirá que le pinten las habitaciones de verde…” Probablemente esa normalidad sea parte del secreto de su éxito y de que continúen juntos. “Desde luego tiene que ver con que siempre hemos tenido bastante los pies en el suelo. No se nos ha ido la pelota. Hemos sido amigos siempre y hemos sabido estar donde tenemos que estar. Y así es más fácil no meter la pata”-dice Rafa.

Lo que está claro es que disfrutan de lo que hacen, tanto como el primer día, y eso también ayuda. “Si nosotros no disfrutáramos con lo que estamos haciendo, te aseguro que no habría nada que nos mantuviera unidos…-dice David- Es más, nosotros no hemos trabajado en la puta vida. Nunca, jamás. Siempre hemos hecho realidad nuestros sueños. Nos hemos dedicado a nuestro hobby y lo hemos pasado fenomenal… Lo que hacemos es desconectar de nuestras vidas cuando vamos a trabajar, en vez de al revés.” Supongo que también ayuda que el éxito les haya acompañado y haber encontrado la fórmula mágica para ofrecer al púbico esas canciones que tanto gustan y que todo el mundo quiere escuchar y cantar. Les pregunto cómo hacen para elegirlas tan bien y me responde Dani “No se, yo creo que siempre hemos querido ser distintos. O sea, no imitar a nadie, ir a nuestra bola y ser originales. Y a lo mejor ese es uno de los motivos porque los que, después de tanto tiempo, seguimos teniendo éxito…¡Toco madera!” La pueden tocar, sí, será un plus. Pero por los comentarios en Twitter y Facebook de sus dos nuevos temas, les espera éxito para rato. Así que seguro que a esos dos singles que acaban de sacar les siguen pronto unos cuantos más. “Sí- dice David- iremos sacando canciones y cuando hayamos sacado 10 o12, pues haremos un CD para fans con un librito, un DVD o algo especialmente atractivo ¿no?” Rafa se ríe y David le pregunta “¿Y tú de qué te ríes? “Es que cuando hablamos de esto –contesta Rafa- se me viene a la cabeza que eso de hacer las cosas poco a poco, es una cosa muy humana. Los hombres y las mujeres lo hemos hecho. Cuando yo tuve mi primera novia no me daba todo en los primeros días” “¿A ti no?-dice David- A mí sí…Tu novia, digo” Y se ríen todos, claro.

Personal e intransferible

Dani (1965) Rafa(1960), David(1964) y Javi(1964), los Hombres G, nacieron en Madrid. Son todos muy divertidos, pero Javi tiene un humor, digamos que un poco surrealista. Es el único divorciado del grupo y el único que solo tiene una hija. El resto tiene dos por cabeza y coincide en que son su mayor orgullo. Javi dice que él, de quien está orgulloso, es de su madre. A todos les gusta la cervecita, el jamón y los huevos fritos. A Dani y a Javi se les ponen los pelos de punta solo de oír hablar de islas desiertas mientras que David y Javi aseguran que se irían juntos “en un yate con cientos de miles de litros de gasolina para volver”, añade Javi que, además se confiesa muy maniático. Los otros dicen que sí, que no…, pero también les van saliendo sus cosas. Cuando toco el terreno de sueños y pesadillas todos hablan de volar, hasta que a Rafa le sale el “abuelo” y cuenta la pesadilla de la mili. Les pregunto qué querrían ser de mayores y Dani me dice que pequeño, Rafa que mayor, David que una persona que disfrute con sus hijos y Javi que…¡Una nutria”. Como lo leen.

La Razón

Back to Blog

Comentarios

Deja un comentario

Back to Blog