Menu
Menu

Guiar los pensamientos

Leo las conclusiones del doctor Wolfang Epples, un ingeniero alemán, máximo responsable del departamento de ciencia y tecnología de las marcas Jaguar y Rover sobre la posibilidad de que en un futuro próximo, cifrado en apenas un par de lustros, conduzcamos nuestros coches con la mente…, y se me plantean muchas dudas. La primera es ¿realmente lo que se nos quiere decir es que pilotaremos nuestros vehículos, directamente con nuestro inconsciente? Los seres humanos, traducimos nuestros pensamientos al lenguaje, liberando nuestras ideas de infinidad de cuestiones, que convertirían nuestras relaciones en un auténtico infierno. O lo que es lo mismo, cualquiera que dijera o hiciera lo primero que se le pasa por la cabeza, podría ser, casi, o sin casi, un asesino en potencia. Desde que pensamos hasta que actuamos hay un camino en el que elegimos qué podemos hacer de todo aquello que pensamos. ¿Qué pasaría si, al conducir, en vez de mandar las órdenes preestablecidas a nuestros músculos para que actúen, pusiéramos a nuestros más bajos instintos a funcionar? Me refiero a aquellos que controlamos y que hacemos que no se conviertan en realidad, pese a que estén en nuestros pensamientos. Me resulta muy difícil creer que hayamos conseguido establecer un sistema que libere nuestros pensamientos inmediatamente para hacer llegar a una máquina solo los buenos. Para eso debería existir una especie de aparato desbrozador que destruyera lo que no debe ser y reforzara lo que debe ser. No se si seremos capaces de lograr este mecanismo milagroso para conducir vehículos con la mente, evitando este peligro, pero en caso de que lo consigamos, por favor, que nos lo instalen para el resto de las actividades de nuestra vida.

La Razón

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog