Menu
Menu

¿Becas o préstamos?

Y ahora, la cuestión, mirando al Reino Unido, es si becas o préstamos. Yo lo tengo claro: Becas. Miren ustedes, la sociedad es bastante injusta per se, y yo creo que todos tenemos la obligación de la generosidad. Esa que, supuestamente, nos exigen impuesto a impuesto que, en vez de para ayudar, parece para matar a la Cultura, a la Educación y a las necesidades básicas. No quiero pagar tanto para sostener un número de políticos inaceptable, ni para que los ayuntamientos se harten a descubrir tesoros en las ciudades; si he de pagar, quiero que sea para que cada vez haya mejor formación, para que se cree más, que cada vez seamos mejores… Hay quien merece una beca y ya esta. La merece, sí. Y no hay dinero mejor gastado. Otra cosa es que las becas se den solo por necesidad y sin interés. Que no baste no tener para conseguir una beca; que quien la reciba sea porque desea esa oportunidad, que es un privilegio, que debe tener quien pone todo de su parte para disfrutarlo. ¿Devolverlo después? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿A qué interés? Que devuelvan los sueldos los cargos públicos que no sirvieron para nada, los políticos que ocuparon un escaño y jamás hicieron una pregunta, no los estudiantes talentosos que forman parte del escaparate de lo que es la España que queremos que se vea fuera de nuestras fronteras. Que las becas sigan siendo becas. Y por, cierto, que haya préstamos, pero de los otros, de los bancos. Para que cuando los becados concluyan su carrera profesional puedan demostrar lo brillantes que son y lo mucho que valen levantando empresas. Y esos préstamos, sí, esos, que los que devuelvan.

La Razón

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog