Menu
Menu

Carné de padre

Llevo tiempo pensando que debería exigirse el carnet de padre. ¿O acaso hay más responsabilidad en conducir un coche que en dirigir una vida? Hay padres, además, que creen que sus hijos son tan de su propiedad como cualquier vehículo que adquieren y que consideran que tienen absoluta potestad para obrar con ellos como consideren más oportuno, con independencia de si sus actos los benefician o los perjudican Y algunos, por desgracia muchos más de los que podemos imaginar, abusan de sus hijos, los maltratan o sin llegar a tanto, sencillamente los quieren mal. Hoy son los padres del pequeño británico Ashya de cinco años, a quien sus progenitores han sacado del hospital sin permiso, pese a un tumor cerebral que hace temer a los médicos por su vida. En este caso, quizás lo hacen porque son Testigos de Jehová y ya se sabe que en esa religión están mal vistas hasta las transfusiones, por más que sean imprescindibles para salvar la vida; pero en el día a día son incontables los supuestos padres intachables que ponen en peligro las vidas de sus hijos o disponen de ellas para sacarles partido. En definitiva, hay muchos padres que no deberían serlo jamás. A los que la naturaleza les niega la posibilidad de serlo y tienen que adoptar, la Ley les impone un sinfín de pruebas que no todos los candidatos a las adopciones pueden superar; pero aquellos a los que su fisiología les permite concebir sin ningún problema, lo hacen, si lo desean, independientemente de si están verdaderamente capacitados o no para ser padres. Y no todo el mundo lo está. El caso de Ashya es una buena prueba de ello.

La Razón

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog