Menu
Menu

Más del Pequeño Nicolás

Dirán ustedes que ya está bien de Pequeño Nicolás, de Fran, de Charlie o de cómo quieran llamarle sus padres, amigos y cientos  de conocidos fotografiados en el mismo número de selfies de su colección. Pero es que, verán, me pudre pensar que este país de pandereta tiene unas instituciones capaces de emitir los comunicados a la velocidad del rayo cuando la circunstancia menos lo precisa y se quedan mudos en sus respuestas en tantas otras (véase Cataluña, sin inr más lejos).  Como haya más chicos en España deseosos de protagonismos, de hacerse famosos, de probar la luz de los focos y contar los minutos de gloria, pronto tendremos unos cuantos Nicolases, o Franes o Charlies que cuenten cualquier milonga frente a una cámara de televisión.  Si nada de lo que ha dicho este muchacho es real, si jamás estuvo en el ático de González, ni se entrevistó con Soraya Sáenz de Santamaría, ni fue colaborador del CNI, ni recibió ningún encargo de  Casa Real ¿a qué tanto comunicado instantáneo?  La turbiedad de este asunto debe serlo también para quienes deberían considerar irrisorio que un chaval les citara como los artífices de sus supuestas negociaciones para los temas más disparatados.  Pero como hay fotos de políticos, coches oficiales y números de teléfonos reales, parece que hay que desdecirle como si su palabra tuviera tanto crédito como la de un fedatario público. ¿Acaso no saben que la presunción de inocencia va más allá de las mentiras que un prójimo pueda salir a contar? ¡Pues estaríamos buenos si tuviéramos que dar pábulo a cuanto dicen los que, de una u otra manera, llegan a un plató!. Ya que fue a Telecinco a donde se acerco don Francisco para salvaguardar su honor mancillado en setenta y dos extrañas horas de detención y cuarenta días de encierro voluntario, tras una detención sorprendentemente peliculera, digo yo que podían haberse servido de ese aparatito que le colocan a cada hijo de vecino en el Sálvame deluxe, colaboradores incluidos, que es el archifamoso polígrafo. Para mí, que en el extranjero, donde prestan atención a esta historia, que alguien, no se sabe por qué, ha querido que hiciera todo este ruido, seguro que incluso se reían más si se echara mano del aparatito…Aunque para mí, que deben haber soltado unas cuantas carcajadas con tanto comunicado oficial apareciendo a cada rato.. Seamos serios, por favor.

La Gaceta de Salamanca

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog