Menu
Menu

“Si se entrena más de cinco horas a la semana conviene tomarlos”

Carlos del Olmo. Nutricionista deportivo del Gimnasio Virgin Active Las Rozas

¿Qué ingredientes llevan los suplementos de proteínas?

Normalmente se producen a partir de proteína de suero de leche bovina o de calostro bovino aunque también las hay de huevo o soja.

Su elaboración se realiza a base de subproductos lácteos de alto valor biológico y dependiendo del método de fabricación esa proteína será de mayor o menor calidad.

Lógicamente, además, pueden contener edulcorantes o aromatizantes para hacerlos más atractivos al paladar

 

¿Para qué sirven exactamente?

Pueden ser muy versátiles pero su uso más común es el aumento o mantenimiento de masa muscular en deportistas en general y culturistas en particular.

Otras personas optan por tomarlo como complemento a una dieta equilibrada y asegurarse así una ingesta de proteínas con menos calorías y menos grasas que otros tentempiés.

 

¿Cuándo hay que tomarlos?

Si el objetivo es el aumento de masa muscular o la recuperación del músculo tras un gran esfuerzo debemos hablar de la “ventana anabólica”; un espacio de tiempo que varía según los estudios entre 30 minutos y 2 horas una vez finalizado el entrenamiento. En este tiempo la ingesta de un suplemento de proteínas ayuda directamente a la reparación de las fibras dañadas durante el ejercicio.

Si por el contrario no tenemos un objetivo definido a nivel deportivo y no llegamos a consumir la cantidad diaria de proteína recomendada, podemos consumirlo acompañado de una pieza de fruta a cualquier hora y dispondremos así de un snack nutricionalmente muy completo.

 

¿Quién tiene que tomarlos?

Su uso no es indispensable para un público determinado pero se suele recomendar a personas que lleven a cabo 5 o más horas de entrenamiento exhaustivo semanales, siempre teniendo en cuenta si sus necesidades nutricionales están cubiertas completamente por una dieta adecuada.

También hay estudios que demuestran su eficacia reduciendo la pérdida de masa muscular en personas convalecientes con signos de atrofia muscular, en todo momento bajo supervisión médica.

 

¿Pueden tener contraindicaciones?

Un consumo excesivo de proteínas, no necesariamente en forma de suplementos, puede provocar problemas hepáticos y cálculos en los riñones.

Las pautas de seguridad que se suelen dar para la suplementación con proteína son un máximo de dos ingestas en días de entrenamiento y una en días de descanso. En personas no deportistas no conviene tomar más de uno al día y descansar uno o dos días en semana.

 

¿Se deben tomar bajo supervisión médica?

Si existe una patología previa, especialmente de carácter renal o cardiovascular, es indispensable consultar con un médico y realizar las pruebas necesarias para determinar si es aconsejable su consumo y de ser así en qué cantidades.

En general, nunca está de más que un dietista nutricionista titulado evalúe si es realmente necesario introducir suplementación en la dieta.

 

¿Dónde se deben comprar?

Es recomendable acudir a tiendas especializadas donde nos orientarán en función de nuestro objetivo ya que en el mercado hay muchísimos productos de este tipo y es difícil saber cuál nos conviene por nuestra cuenta.

 

 

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog