Menu
Menu

“La música que hacemos le puede gustar a todo el mundo” 

FELIX ALCARAZ, Director Técnico de la Orquesta y Coro Nacionales de España

 
Da gusto preguntarle a Félix Alcaraz sobre su trabajo, porque se nota que le apasiona. Seguro que su entusiasmo tuvo mucho que ver en que fuera seleccionado en su día, hace dos años y medio, para ocupar el puesto de director Técnico de la Orquesta y Coro Nacionales de España. De momento, le quedan otros dos años y medio para conseguir que todos sus proyectos se conviertan en realidad. Y va por buen camino, porque ya son muchos los que ha conseguido poner en marcha. ¿Qué es lo que ha cambiado? “Lo que ha cambiado es que estamos buscando formas de aproximarnos a nuevos públicos. Formas distintas de hacer las cosas para conseguir que la gente sienta que ésta es su orquesta. Que no somos una orquesta elitista o que toca solo para un número de personas cada semana. Y sobre todo, que lo que ofrecemos no es aburrido” No es fácil encontrar esos vías de acercamiento de las que habla Alcaraz. Ni tampoco convencer, sobre todo a la gente joven, de que la música clásica no es aburrida. Hace falta algo más que buena voluntad y Félix lo sabe bien. “Precisamente por eso estamos experimentando con nuevos formatos para encontrar la manera de modificar el formato tradicional del concierto y conseguir romper los tabús y eliminar todas las barreras. Buscamos la proximidad, la accesibilidad, medimos la duración de los concierto, elegimos el tipo de intérpretes, los contenidos… Hemos sido los primeros en España en hacer música y videojuegos en directo, así como proyectos cinematográficos como el Señor de los Anillos. Vamos a empezar ahora con los conciertos mini en el Reina Sofía, de media hora de duración, con una consumición y música electrónica en el intermedio. Y son conciertos en los que previamente se explica todo lo que va a ocurrir. Además haremos encuentros con los músicos para romper la barrera que hay entre ellos y el público…Un sinfín de cosas.” Es posible que gracias a estas iniciativas consigan un público nuevo y distinto, pero en torno a la música clásica también hay mucha gente a la que no le gustan nada los cambios. Por eso le pregunto a Félix como está reaccionando el público ante tanta vanguardia. “Pues estupendamente. El año pasado tuvimos muchísimo más público y una recaudación de un cincuenta por ciento más que  la temporada anterior. Y esos nuevos formatos están siempre a reventar. Se venden mucho mejor que los de los conciertos tradicionales.” Hablamos de la creatividad y yo le digo a Félix que siempre había pensado que estaba ligeramente reñida con la gestión y que me sorprende mucho cómo su caso parece ser el contrario. “Bueno es que yo creo que la gestión, precisamente, consiste muchas veces en ser creativo. La gestión en realidad no es otra cosa que buscar soluciones y eso requiere la creatividad de buscar alternativas. Yo, al menos, siempre he considerado la gestión un trabajo creativo.” El auditorio de esta orquesta, que es de todos, está en Madrid, así que quiero saber si, al final, todo se lo quedan los madrileños o en el resto de España también se pude disfrutar de la Orquesta y Coro Nacionales de España. Alcaraz me lo explica: “Es verdad que, como el auditorio está aquí, aquí desarrollamos nuestra principal labor. Sin embargo acabamos de estar con el coro nacional en el festival de música de Canarias y también hemos estado en Valladolid, porque vamos realizando diversas giras a lo largo del año, por todo el territorio español,  y estamos presentes en los festivales más importantes que se realizan en España”. Volvemos a hablar de la gente joven y Félix se enciende. Me cuenta que solo se aprecia lo que se conoce y que es muy importante que se haga hincapié en la educación musical de los más pequeños para que se desarrolle su interés de manera natural. Es una recomendación que le he escuchado a más de una persona relacionada con el mundo de la música “ Es que yo creo que si no damos a conocer a los niños lo maravillosa que es esta música, difícilmente les va a interesar en el futuro. Yo creo que necesitaríamos trabajar muchísimo más la educación musical para que las cosas cambiaran. Aún así la relación entre los españoles y la música clásica es excelente. Tenemos muchas orquestas sinfónicas y aquí, en el auditorio nacional, la actividad es desbordante… Si en Francia, por ejemplo, realizan un concierto a la semana, nosotros realizamos tres que están prácticamente llenos. Así que no quiero caer en el victimismo; pero sí creo que hay mucho que recorrer todavía en lo referente a la educación musical”. Lo curioso, es que la propia educación musical de Félix Alcaraz ha sido muy autodidacta. Le surgió de manera espontánea. En su familia no había ningún músico antes de él. Sin embargo, cuando empezó a escuchar  música clásica, le pidió a su sorprendida madre más y más, hasta que acabó estudiando música y dedicado al mundo de la música…Aunque en realidad, le interesan todas las artes…”Pues sí. Tanto, que he intentado integrar además, como director artístico  que soy de la orquesta, todas las artes, para conseguir que las cosas no estén encajonadas en bloques, sino que realmente todo se pueda relacionar.  De hecho estamos preparando una propuesta muy novedosa relacionada con la moda, queremos trabajar también con el pop y vamos a trabajar en muy distintos ámbitos, porque al final lo que se ha demostrado a lo largo de los últimos años, según los estudios de la SGAE, es que la propuestas multidisciplinares son las que tienen mejor acogida”.  Alcaraz está abierto a todo. Tanto que hablamos de Madonna, de Mozart, de Deep Purple de Shostakovich… Para Félix sus músicas no están reñidas, sino que relacionarla es un acierto. Pero aún tiene más ideas para captar un mayor público: “Además de fusionar la música sinfónica con la moda o el pop, se nos ocurre que lo podríamos hacer con el deporte, la gastronomía, los videojuegos… Hay artistas como Lana del Rey que escogen casi todos sus acompañamientos de música sinfónica. Arcade Fire y otros grupos internacionales están haciendo también muchos conciertos con orquestas clásicas… Nosotros fuimos la primera orquesta española en hacer un concierto sinfónico con Rufus Wainwright y entre las piezas que cantaba él, había interludios orquestales con una orquesta con cien personas en escena. La gente alucinaba. Yo siempre he estado convencido de que la música que nosotros hacemos es fantástica y de que le puede, no solo gustar sino también maravillar a todo el mundo… Y eso es lo que intentamos por todos los medios: romper barreras para conseguir que todos vengan a escucharnos.
 
 
PERSONAL E INTRANSFERIBLE
Félix Alcaraz nació en Valladolid en 1976. Está soltero, no tiene hijos, se siente orgulloso de sus amigos y no se arrepiente de nada. Perdona y olvida. Se ríe con las personas que quiere y solo ellas le pueden hacer llorar. A una isla desierta se llevaría a una pareja. Le gustan las patatas con huevos fritos y un buen tino Ribera del Duero. No tiene manías, no recuerda sus sueños. De mayor le gustaría seguir trabajando en el mundo de la música y la cultura que es lo que le hace feliz y si volviera a nacer sería lo que es.
Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog