Menu
Menu

“La hipersensibilidad alimentaria puede remitir”

Ana López López, jefa de Laboratorio de Hospital Universitario Quirón Madrid

1.- En qué consisten los test de intolerancia alimentaria?
La hipersensibilidad alimentaria (popularmente conocida como intolerancia alimentaria), consiste en una reacción inmunológica anómala producida por la ingestión de determinados alimentos. La reacción de hipersensibilidad está mediada por anticuerpos inmunoglobulinas de tipo G (IgG) a diferencia de las reacciones alérgicas que están mediadas por Inmunoglobulinas de tipo E (IgE).
Existe una gran variedad de test de intolerancia alimentaria, podemos encontrar pruebas in vitro o pruebas in vivo, pero actualmente las únicas pruebas validadas para el análisis de la hipersensibilidad alimentaria son aquellas que determinan la presencia de IgG específicas frente a proteínas de los alimentos a partir de una muestra de sangre, es el caso el test de A200.

2.- A través de ellos se sabe lo que cada cual debe comer y lo que no?

Efectivamente, en los hospitales del grupo Quiron, está disponible una prueba, el test de A200,  que determina si la persona presenta hipersensibilidad a más de 200 alimentos presentes en la dieta mediterránea, clasificándolos en recomendados, no recomendados y no permitidos. Eliminando los alimentos frente a los que el paciente presenta hipersensibilidad se observa una reducción importante de los efectos adversos asociados a la alimentación.

3.- Su resultado dura para siempre o hay que repetirlos cada poco?

El resultado no es para siempre. Lo ideal es que la persona retire los alimentos a los que presenta hipersensibilidad (intolerancia) durante al menos 3-6 meses, e incluya de nuevo los alimentos de uno en uno de manera progresiva. En ocasiones puede ser necesaria la intervención de un especialista que recomiende un tratamiento basado en probióticos con el fin de restaurar la flora intestinal y mejorar la aceptación de los alimentos. Durante el proceso de reincorporación de alimentos es importante repetir la prueba, con el fin de determinar si  la hipersensibilidad persiste.

4.- Las intolerancias cuando se presentan?

La hipersensibilidad alimentaria es un proceso complejo que se desarrolla con el tiempo, no se trata de una reacción inmediata. La salud intestinal es fundamental para una apropiada respuesta inmunológica, alteraciones en la flora o en la permeabilidad intestinal debido al estrés o al consumo frecuente de alcohol, antibióticos, etc. pueden facilitar el paso de antígenos alimentarios a la sangre, aumentando la probabilidad de desarrollar hipersensibilidad a los alimentos.

5.- Una vez que se presentan son para toda la vida ¿

No en todos los casos, la hipersensibilidad puede remitir tal y como se ha explicado anteriormente.

6.- Dejar de comer ciertos alimentos, entonces, asegura una mejor salud?

Dejar de consumir los alimentos frente a los que se presenta una hipersensibilidad ayuda a mejorar la calidad de vida, minimizando síntomas como, dolores abdominales, acumulación de gases, retención de líquidos, posibles atipias dermatológicas, dolores de cabeza, entre otros.

7.- Y estos resultados están contrastados al cien por cien? Porque hay una cierta controversia al respecto.

Existen muchos estudios publicados que demuestran la utilidad de las pruebas de hipersensibilidad alimentaria mediante determinación de IgG, en la mejora de los síntomas y calidad de vida, tanto en personas aparentemente sanas como en personas que presentan patologías como el síndrome del colon irritable.

Tal y como se ha señalado antes, las únicas pruebas validadas y respaldadas por extensa bibliografía científica publicada, son aquellas que analizan IgG específicas frente a proteínas de los alimentos en una muestra de sangre.

8.- Se los debe hacer todo el mundo o solo aquellos que sientan algún tipo de molestia digestiva?

Cualquier persona puede realizarse la prueba. La hipersensibilidad alimentaria está asociada con síntomas y cuadros clínicos muy diversos relacionados con: alteraciones gastrointestinales, dermatológicas, psicológicas, respiratorias, entre otras. En ocasiones tras una determinada comida se producen síntomas digestivos leves pero molestos (gases, hinchazón, etc), a través de este tipo de pruebas se determina objetivamente los alimentos que pueden producir sintomatología.

9.- Y a qué edad se recomienda hacerlos?

No está indicado en menores de 12 años, dado que el resultado puede conllevar modificaciones en la dieta del paciente.

 

Suplemento de Salud de La Razón

Back to Blog

Comentarios

Deja un comentario

Back to Blog