Menu
Menu

“La leche de cabra es una buena alternativa a la de vaca”

Dr. José Manuel Moreno, coordinador del Comité de Nutrición de la AEP.

  

¿Es verdad que la leche de cabra es más digestiva que la de vaca?

Es cierto que su digestibilidad es mejor pues sus glóbulos grasos son de menor tamaño que los de la leche de vaca y contiene un poco menos de lactosa.

 

También se dice que tiene menos colesterol, que es antialérgica y que incluso previene la osteoporosis, ¿alguna otra virtud?

No está demostrado que sea antialérgica. De hecho no se recomienda su consumo a niños diagnosticados de alergia  las proteínas de la leche de vaca. Es cierto que tiene algo menos de colesterol que la leche de vaca pero, tampoco la leche de vaca es rica en colesterol. La prevención de la osteroporosis en lo que depende de la dieta se obtiene de forma similar a la obtenida con el consumo de leche de vaca u otros derivados lácteos.

 

¿Por qué se dice que es especialmente positiva para los niños? ¿qué les aporta que no tenga la leche de vaca?

No existen estudios que comparen las virtudes de ambos tipos de leche. En general, comparten muchas de sus ventajas, siendo la tolerancia digestiva a la leche de cabra algo superior, por su contenido en grasas.

 

Sin embargo, la leche de cabra tiene un sabor muy distinto a la de vaca, más intenso ¿lo aceptan bien los niños?

Efectivamente su sabor es más intenso que el de la leche de vaca. Como con otros sabores, la aceptación depende de las costumbres y de la frecuencia de consumo.

 

¿Se puede encontrar fácilmente?
Actualmente puede encontrase fácilmente en grandes superficies.

 

¿Y qué hay de su precio?

Algo superior al de la leche de vaca.

 

Y en cuanto a recomendaciones saludables ¿cuánta leche de cabra se debería tomar al día?

Las recomendaciones serían las mismas que para la leche de vaca. Los niños deben consumir entre dos y tres raciones de leche al día, es decir entre 2 y 3 vasos de leche.

 

¿Y si se toma leche de cabra ya no es necesario tomar otra fuente de calcio?

Al igual que con la leche de vaca, deben formar parte de uan dieta variada. Cuando se consume en las cantidades señalas más arriba y en el seno de una dieta equilibrada no se necesita más fuente de calcio. Eso sí, combinada con ejercicio suficiente al aire libre.

 

¿En definitiva, sería más recomendable o superior la leche de cabra en la alimentación de los niños?

Esta es una afirmación no puede sustentarse a partir de datos científicos. Constituye una buena alternativa a la leche de vaca, con algunas pequeñas ventajas (digestibilidad) y algunos inconvenientes (mayor carga energética y mayor contenido proteico). Pero no se ha realizado una comparación (ni se trata de hacerlo) para demostrar que una sea mejor que la otra en términos de salud. Al menos desde el Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría no podemos sustentar esta afirmación

 

Suplemento de salud de La Razón

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog