Menu
Menu

“Se trata de encontrar tu mejor versión y explotarla”

VERONICA COSTA Y JUAN JESUS ESTEBAN, autores de “La cocina “fit” de Vikika”

Vikika tiene el aspecto de una chica normal de su edad. Es mona, agradable…, pero viéndola vestida nada haría suponer que, bajo su camiseta, se esconde una de esas famosas “tabletas de chocolate” tan buscadas en nuestro tiempo. Pero la tiene, desde luego. Y es gracias al ejercicio, pero también a sus recetas fitness, que siguen más de 350.000 personas en su blog, y que  acaba de publicar en su primer libro. Los abdominales también se hacen comiendo”- me asegura. Le digo que sí, que claro, que hay que comer para vivir, pero más que nada matarse a hacer ejercicio… “Es cierto que yo he hecho mucho deporte a lo largo de mi vida, pero te aseguro que los abdominales tienen más que ver con la dieta, que con el propio deporte. Y yo llevo con esta dieta, así más estrica, dos años y medio o tres años” La miro con cara de incredulidad. ¿la dieta más que el deporte? Pero Vikika está segurísima del asunto. Y, por si se equivoca, ahí está al lado su entrenador, que además es su novio y ha sido su luz y su guía en este camino del vientre plano y marcado. Le pregunto a Juan Jesús Esteban como ha guiado a Vikika y me dice “Pues hombre, básicamente le he enseñado cómo había que alimentarse correctamente. Ella sabía entrenar y tenía ciertas nociones de cómo alimentarse, pero no sabía exactamente  lo que tenía que hacer para llegar a definir hasta ese punto”. Dicen que el amor mueve montañas. Y en este caso ha movido la voluntad de Vikika que siguió las indicaciones de su entrenador y novio al pie de la letra. Y no solo consiguió gracias a él ese vientre envidiable, sino  que, además, unieron fuerzas y entre el conocimiento de uno y la voluntad y  la pasión por las redes sociales de la otra, se convirtieron en el fenómeno que son ahora. Y eso que son bastante distintos y que se llevan once años “pero la diferencia no se nota mucho, la verdad –se apresura a decirme Vikika- Debe ser que él es muy infantil y yo muy viejales” “Menos en lo de Internet no discutimos en nada- asegura Juan Jesús” Y en lo de la cocina menos. Aunque, la verdad, viendo las recetas que aparecen en el libro, que tienen una pinta estupenda, tampoco parece que sea tanto esfuerzo ¿Habrá sido de verdad esa su dieta? “Todo es real. –dice Juan Jesús- Todas las fotos son reales. Las hemos hechos nosotros mismos y nos hemos comido lo fotografiado después. “Según lo hacíamos nos lo comíamos –añade Vikika-. De hecho el otro día en la presentación del libro dije que lo que más echaba de menos después de haberlo escrito era que, en el día a día, no sueles cocinarte tan bonito. Porque el mes que estuvimos preparando estas recetas  y nos las comíamos luego, los platos eran como se ven en las fotos” Les digo que más de uno de los que siga esas recetas no llegará a emularles… “Está claro que influye la genética –dice Juan Jesús- Pero bueno, aunque no haya genética también se pueden hacer cosas. Nosotros lo que intentamos es enseñar que la nuestra no es una dieta de verano  sino un estilo de vida. Eso es lo que queremos transmitir y lo que yo creo que llamado la atención, por lo que se ve en las redes sociales, que lleva Vikika”.  Lo de las redes sociales es, sin duda, el milagro de nuestros días. Ahí puede pasar cualquier cosa. Lo que antes se quedaba en un pequeño círculo de amigos, pasa a ser de cientos de miles de personas. “Todo comenzó –me cuenta Vikika- porque a mí me gustan las redes sociales y  casi fui la inventora de los selfies… Me hacía muchas fotos en el espejo de los abdominales y las subía al que entonces era mi Facebook personal. Entonces descubrí Instagram y me encantó, porque, sobre todo, aunque en España no lo tenía demasiada gente, en el extranjero sí y me motivaba el hecho de ver a chicas fitness, que seguían una vida fitness. Y me enganché un poco y empecé a compartir mi rutina de gimnasio, mi día a día, lo que comía y demás. Cuando me empezó a seguir más gente y a pedirme la receta que subía cada día, me acabé animando a escribir un blog, más que nada porque mis amigas me insistieron. Yo casi ni sabía lo que era.  Pero me vi videos de YouTube, me hice un blog y ahí comenzó Fitfoodmarket, y me empecé a tomar el tema un poco más en serio.” Hablamos de mil cosas, de por qué hacer o no esto, de las obsesiones, de la propia magia de las redes desde donde ahora se pueden lanzar todo tipo de mensajes y ella me cuenta el suyo “Lo que  nosotros intentamos contagiar es que todos tenemos una mejor versión de lo que vemos en el espejo y que esa mejor versión se puede conseguir haciendo varios cambios en la alimentación y en el estilo de vida y que repercute en nuestra salud. Se trata de encontrar tu mejor propia versión y explotarla” Les pregunto que dónde está el alma del asunto, más allá de ese cuerpo más bonito e incluso más saludable “Pues mira –dice Vikika- si echas un vistazo a nuestras redes sociales verás que fomentamos otros valores y principios como el de la superación  o el de quererse mucho a uno mismo. Y hemos ayudado a mucha gente en ese sentido. Todos, pero sobre todo las mujeres, cuando ven que sacan esa fuerza para controlar la alimentación e ir al entrenamiento y  ven que su cuerpo cambia, se sienten fuertes incluso para conseguir otros retos en la vida.”

 

PERSONAL E INTRANSFERIBLE

Verónica Costa Devesa nació en Benidorm en 1989, Juan Jesús Esteban en el 77 en Madrid. Viven en pareja y no tienen hijos. Vikika está muy orgullosa de haber tomado la decisión de dejar de lado lo supuestamente correcto, para hacer lo que realmente le gustaba, que es lo que está haciendo; y Juan Jesús, de haber hecho lo que le ha dado la gana, siempre que ha querido. No se arrepienten de nada. Vikika perdona y olvida, pero Juan Jesús, no. Ella se ríe por cualquier cosa y llora con las pelis tristes. Y él se ríe con los amigos pero no llora.. A una isla desierta,Vikika se llevaría el móvil y Juan Jesús aire acondicionado.  A Vikika le encanta la pizza y coca light y a Juan Jesús la  carne y el vino. Él es un maniático del orden y la limpieza.Vikika no tiene manías. Y ella es una viciosa de las palomitas y él, quizás, del gimnasio El sueña con volar y ella no sueña. De mayores a ella le gustaría ser feliz y él-que dice que ya es mayor-, querría ser mayor, sin más. Si volvieran a nacer serían lo mismo.

 

La Razón

 

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog