Menu
Menu

Un poquito de Sexting, por favor

¿Sabenustedes los que es el sexting? Pues si no lo saben ya están tomando nota. Les explico. El sexting consiste en mandar imágenes con alto contenido erótico o mensajes con contenido sexual de manera tecnológica. Vamos, mandarse fotitos y mensajitos a través del móvil, en los que se enseña oVse cuentan, ya saben, esas cosas que normalmente no se dicen cara a cara. Esta claro que el asunto tiene mucho riesgo, sobre todo para los menores, porque juegan mucho con fuego y se queman. O lo que es lo mismo, les mandan las cosas a quienes no se las tienen que mandar y o se arrepienten o va uno y se las convierte en más o menos públicas y se monta el lío. Que se lo pregunten a Olvido Hormigos, que de esto entiende un rato y no precisamente para bien (aunque nunca se sabe, oigan, porque concejala dejó de ser, pero se ha hecho concursos, platós y hasta, sorpresa, ha escrito un libro). Pero si dejamos fuera los jueguecitos entre menores y entre adúlteros o adictos al sexo, resulta que el sexting tiene otra utilidad que acaban de descubrir, como no, los psicólogos americanos. A saber, resulta que el hecho de jugar entre teléfonos –e incluso entre redes, con la componente, digo yo, del exhibicionismo- por parejas consolidadas y estables, da un giro a las relaciones y las convierte ,si no en nuevas, que eso ya sería la repera, al menos sí en distintas. Y les da es o que se llama vidilla, oigan.Vamos que lo que antes se conseguía con unas flores, una cena en un sitio romántico o incluso una escapadita de fin de semana, ahora se logra a base de poner cachondo al contrario de toda la vida, mandándole una foto en pelotas o un mensaje subido de tono, que le haga acalorarse cuando lo lea a escondidas en una reunión de trabajo. Por ejemplo. No está mal. Todo lo que suponga jugar sin hacer daño a los demás implica alicientes para las relaciones personales. Y ya que andamos en la era de las parejas rotas y los divorcios a la orden del día, lo suyo es buscar fórmulas de cualquier tipo para evitarlos y construir una vida en común más feliz. Así que ya saben, motívense un poquito y denle al sexting en pareja…Pero en pareja ¿eh? Que fuera de ella, aunque alguien pretenda que no  -ya saben, que hay hasta quien dice que el sexo oral no es sexo- es otro tipo de infidelidad, más virtual tal vez, pero con los mismos posibles resultados de catástrofe.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog