Menu
Menu

“La contaminación de partículas conlleva efectos sanitarios incluso en bajas concentraciones”

Dr. José María Echave-Sustaeta, jefe del servicio de neumología de Hospital Universitario Quirónsalud Madrid

La OMS ha decicido clasificar los gases de escape de los motores diésel como carcinógenos (grupo 1) ¿Esto significa que están asociados a un mayor riesgo de padecer cáncer de pulmón y que existe la posibilidad de que esté asociado también a un mayor riesgo de padecer cáncer de vejiga?

Mediante la disminución de los niveles de contaminación del aire los países pueden reducir la carga de morbilidad derivada de accidentes cerebrovasculares, cánceres de pulmón y neumopatías crónicas y agudas. Respecto al cáncer de vejiga no se ha asociado una relación tan directa como en las patologías anteriores.
Cuanto más bajos sean los niveles de contaminación del aire mejor será la salud cardiovascular y respiratoria de la población, tanto a largo como a corto plazo.
En este sentido uno  de los aspectos más importantes es la contaminación ambiental asociada a los vehículos que usan combustible diesel.
La elección de un coche gasolina o diesel ya no es solo cuestión económica, sino también ecológica. Los vehículos diesel contaminan hasta cuatro veces más que los de gasolina de similares características, al emitir niveles muy superiores de dióxido de nitrógeno (NO2) y partículas en suspensión, dos de los principales contaminantes del aire. Esto es especialmente evidente en los coches diesel más antiguos, lo que es importante en un país como el nuestro con un parque móvil muy antiguo. En Europa, el 53% de vehículos matriculados en 2014 era diesel, y España ha superado esa media este año. En EEUU apenas suponen el 3%

El tráfico rodado, fundamentalmente el diesel, es el responsable del 70% de las emisiones de NO2 en las ciudades, siendo el resto debido al sector industrial. Sin embargo la parte que respiramos los ciudadanos proviene en más de un 90% del tráfico, ya que las chimeneas de la industria se encuentran fuera de las ciudades y a varias decenas de metros de altura.

 

Esté riesgo lo produce esa torpe combustión del gasóleo, que provoca que se expulse parte del combustible mal quemado y que queden partículas en suspensión y los óxidos de nitrógeno ¿no?


Sí, en efecto. Una combustión poco eficiente del gasóleo causa un aumento de la contaminación ambiental. Los motores más eficientes generan menos dióxido de nitrógeno y partículas.

 

Qué efectos tienen los óxidos de nitrógeno sobre la salud?

Niveles elevados de NO2 inciden especialmente en la salud respiratoria. Hay trabajos que lo vinculan a una disminución del desarrollo pulmonar y a un incremento de los síntomas en niños asmáticos y adultos con bronquitis crónica.

Y las partículas en suspensión es cierto que pueden provocar diversas afeccions respiratorias así como aumentar el riesgo de sufrir problemas cardiacos?


La contaminación con partículas conlleva efectos sanitarios incluso en muy bajas concentraciones; de hecho, no se ha podido identificar ningún umbral por debajo del cual no se hayan observado daños para la salud.

Dicen que son precisamente las partículas pequeñas las que dañan más, por su capacidad para penetrar fácilmente en las vías respiratorias. ¿Qué efectos producen?


Existe una estrecha relación cuantitativa entre la exposición a altas concentraciones de pequeñas partículas (partículas inferiores a 10 micras y las partículas inferiores a 2,5 micras) y el aumento de la mortalidad o morbilidad diaria y a largo plazo. A la inversa, cuando las concentraciones de partículas pequeñas y finas son reducidas, la mortalidad conexa también desciende, en el supuesto de que otros factores se mantengan sin cambios.

 

Los científicos han llegado  a decir, no sé si con exageración que si las emisiones diesel se hubieran evitado antes, se habrían evitado 1.720 muertes anuales…


No conozco especialmente la incidencia de la contaminación procedente de los motores diesel; sin embargo, sí que es claro que la contaminación del aire representa un importante riesgo medioambiental para la salud. Según estimaciones de la organización mundial de la salud del 2012, la contaminación atmosférica en las ciudades y zonas rurales de todo el mundo provoca cada año 3,7 millones de defunciones prematuras. Un 88% de esas defunciones prematuras se producen en países de ingresos bajos y medianos.

Esto representa actualmente uno de los mayores riesgos sanitarios mundiales, comparable a los riesgos relacionados con el tabaco, y superado únicamente por los riesgos sanitarios relacionados con la hipertensión y las alteraciones de la nutrición.


Si la realidad es así…¿se podría decir que la UE es demasiado permisiva en la legislación?

No puedo afirmarte cómo debería legislarse, pero lo que está claro es que la contaminación afecta a nuestro estado de salud y que la tendencia clara debería ser un mayor control en las emisiones contaminantes.

 

Suplemento de salud de La Razón

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog