Menu
Menu

Marta Robles y Carmen Posadas: elegancia no está en la corbata o en la coleta

Con Carmen Posadas en la Diputación de Zaragoza en el ciclo de "Escritoras españolas"

Zaragoza, 19 nov (EFE).- Carmen Posadas y Marta Robles, autoras de ‘Usted primero’, han afirmado que regalarían su libro a los políticos porque “distan mucho” de ser elegantes, ya que si lo fueran, han dicho, respetarían al contrario y llegarían a acuerdos, independientemente de que lleven “corbata o coleta”.

“Que lleven coleta o corbata nos da absolutamente igual porque la elegancia no está en esa apariencia”, han apuntado en una entrevista concedida a EFE antes de participar en el ciclo ‘Escritoras españolas’ que organiza la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) para presentar ‘Usted primero: buenas maneras, rituales y secretos’.

Tanto para Marta Robles, periodista y autora de nueve libros, como para la escritora uruguaya Carmen Posadas, amigas desde hace años, la elegancia no es la apariencia o el estilo de una persona, sino una virtud que va más allá y que tiene que ver con la “generosidad” hacia el otro.

Muchos piensan, ha añadido Robles, que las personas elegantes son aquellas que van bien vestidas, que tienen dinero y son famosas, cuando la elegancia verdadera reside en “no hacer daño a los demás”, una reflexión a la que Posadas ha añadido: “Hay una frase de Kant que lo resume muy bien y que dice no hagas a los demás lo que no quieres que te hagan ti”.

Con este enfoque han redactado un libro, para el que han utilizado como guía el manual británico ‘Debrett’s New Guide to Etiquette and Modern Manners’ y que no dudarían en regalarlo a los políticos por su lenguaje corporal y verbal “a veces tan soez”.

Y en el lado contrario, como ejemplo de un personaje público con elegancia, señalan al papa Francisco porque creen que cumple el perfil de una persona elegante al “decir exactamente lo que piensa” y “al tratar de unir y no de separar, a pesar de que no lleve esos zapatos rojos de Benedicto XVI”, ha puntualizado Posadas con un tono de ironía.

Es un libro hecho para todos que no busca sólo hablar de las buenas maneras, como si sus autoras estuvieran “por encima del mundo” y tuvieran que enseñar al resto a comportarse, sino que es una obra que habla también de esas “reglas no escritas”, las que nadie cuenta y que son las claves del triunfo.

Se trataba, ha comentado Posadas, de hablar de esos mensajes que todas las personas envían y reciben en cada momento y de enseñar a codificarlos y a utilizarlos a favor.

Y Robles pone un ejemplo: nadie debería llevar puesto algo tan importante para ella -por ejemplo, un bolso- como para perder la compostura si le cae encima una gota de vino “porque lo importante no son las cosas, sino los afectos”.

Sobre los gestos de cortesía hacia las mujeres como ‘las damas primero’, Robles no cree que sean algo del pasado o una costumbre desfasada ni machista, son normas que lo único que hacen es favorecer las relaciones y, por ello, tienen que ser vistas como “regalos”.

“Al final ser educado y cortés hace que puedas conseguir muchas más cosas que no siéndolo. Y desde luego yo que soy mujer soy muy educada con los hombres y Carmen también”, ha concluido.

El Diario 

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog