Menu
Menu

‘Usted primero’, la guía de buenas formas de Carmen Posadas y Marta Robles

No es sólo que Carmen Posadas (62), con 40 libros en su haber, y Marta Robles (52), con 10 -junto a sendos trabajos periodísticos-, compartan toda una vida ligada al mundo de las letras, sino que, además, se conocen desde hace años y su confianza y su mutuo cariño son palpables durante la entrevista. Quizás por eso les haya resultado tan fácil colaborar en la redacción de Usted primero (Espasa), la guía de buenas costumbres con la que vuelven a ocupar un puesto destacado en las librerías. Se publicará el próximo 20 de octubre.

No se les nota el cansancio tras una larga mañana de trabajo cuando se sientan a hablar con LOC y, elegantemente, comienzan a repasar los principales temas de este último éxito, en el que hacen una pequeña revisión de temas como el amor (separado del sexo) o la muerte, hasta cosas tan mundanas como las fiestas o el trabajo. Realizan, asimismo, el repaso por partida doble: hay consejos para el jefe y para el empleado, para el organizador y para el invitado: “Es un libro para todos“, nos dice Marta, “para todas las circunstancias y para todas las edades”.

Inspirándose en el Debrett’s New Guide to Etiquette and Modern Manners, las autoras pretenden, en definitiva, volver a hacer de la elegancia algo entendido como ‘no hacer daño al vecino’, una virtud, y no sólo una característica de los pudientes.

 

El humor, la solución definitiva

“Al final hay un truco buenísimo que es utilizar el humor“, ese es el consejo de ambas. “Nosotras queríamos utilizar el humor que, al final, es lo que te salva en las situaciones más terribles”, señala Carmen.

Marta comparte con nosotros varias pequeñas anécdotas con las que sustentar tal afirmación. Habla de una presentación de uno de sus últimos trabajos en la que se vio obligada a rogar “derrochando simpatía” a los presentadores que le dejaran hablar a ella, ya que ellos pretendían dar una conferencia sobre la novela de una hora cada uno a la audiencia y a ella ¿qué le iba a quedar para contar después? O de cómo se vio obligada a recurrir a alguna chanza para tratar de evitar posar junto a una pequeña charca en la que había “lagartos de dos metros” que “sólo se habían comido al perro”: “Los lagartos los prefiero en bolso, no me querría llevar uno de vuelta a casa agarrado a la pierna”.

Está claro que prefieren encarar la vida con una gran sonrisa. Así se puede explicar que recuerden con sorna momentos en los que han presenciado, por ejemplo, algo tan incómodo como un exceso de muestras de cariño en público: “Nosotras siempre decimos que hay que venir besuqueado de casa“, nos comentan.

A cuatro manos

Saben que hacer una colaboración de este estilo (escribir ‘a cuatro manos‘) no es siempre sencillo, puesto que no es la primera vez que se embarcan en un proyecto así. Al principio, tenían ciertas reservas. Marta habla sobre cómo creía que no iban a tener las mismas ideas, o cómo quizás no iban a ser igual de disciplinadas. “Nosotras somos suaves, pero también tenemos nuestro punto de ira que también tenemos que, en fin, domesticarla como buenamente podemos”, añade.

Sin embargo, la experiencia de Usted primero parece contarse entre las más satisfactorias: no es sólo que hayan tenido las opiniones similares en los temas que tocan en el libro, sino que, además, apunta Carmen, se han mimetizado tanto que ni siquiera se nota el estilo de cada una.

Antes de despedirse (elegantemente, por supuesto), nos contestan a una última pregunta: ¿trabajarían de nuevo la una con la otra? Por supuesto. De hecho, nos aseguran, se les han ocurrido numerosas ideas mientras redactaban Usted primero, como una ampliación del capítulo del ‘perfecto impostor‘ (o ‘¿cómo pretender que uno sabe de algo cuando no tiene ni idea del tema?’) o del dedicado a la ‘descodificación de hombres y mujeres‘. ¿Cuánto tardaremos en volverlas a ver en las librerías?

 

El Mundo

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog