Menu
Menu

Carmen Posadas y Marta Robles: “Ponerse en forma es una religión hoy en día”

Carmen Posadas ganó el Premio Planeta 1998 y Marta Robles, el Premio Fernando Lara 2013. Nos cuentan las buenas maneras y sus reglas no escritas

Carmen Posadas y Marta Robles: "Ponerse en forma es una religión hoy en día"

Carmen Posadas y Marta Robles Valentí Enrich

¿Por qué ‘Usted primero’?
Carmen: Marta y yo somos muy amigas, hablamos de todo, y descubrimos que éramos devotas de un mismo libro, ‘Debrett’s Etiquette and Modern Manners’. ¿Y por qué no hacemos una cosa parecida en español, dijimos?
Marta: La génesis era hacer una reinterpretación de ese libro a través de la literatura, filosofía, arte y todas esas cosas.
¿Es una enciclopedia de las buenas maneras?
Marta: Repasamos las buenas maneras, sí, y luego incorporamos las reglas no escritas. Hay miles de manuales, pero las reglas no escritas no te las cuenta ni tu madre. A partir de nuestra propia experiencia, observación, investigación y documentación, hicimos un cóctel. Esa trastienda de las buenas maneras lo que hace es facilitar las relaciones entre las personas.
¿Cómo se escribe un libro así, entre dos grandes escritoras?
Carmen: Dividimos el libro en temas serios y temas más tribiales. Los temas serios serían el amor, sexo, amigos, trabajo… Y después los tribiales, como decirle adiós a un novio pesado, poner la mesa o cómo vestirse para una boda. Una vez hecho este esqueleto, lo repartimos en capítulos y cada capítulo en varios apartados. Y después nos los jugamos a cara o cruz.
¡A cara o cruz!
Marta: Cada apartado lo dividíamos en epígrafes pares. Y esos, sí, a cara y cruz. Luego nos lo intercambiábamos y cada una podía añadir algo, pero nunca quitar. Hay mucha gente no sabe qué parte la ha escrito Carmen y qué partela he escrito yo.
Alicia Giménez Barlertt dice que nuestra sociedad es brusca y maleducada. ¿Es así?
Carmen: España, antes de la transición, estaba encorsetada, llena de reglas y obligaciones y hemos ido al otro lado del péndulo. Ahora todos, de repente, nos hemos vuelto “muy auténticos”. Cuando alguien dice “yo soy muy auténtico”, échate a temblar. El saber estar no solamente hace más agradable la vida, consigues más cosas.
Marta: En todos los estratos sociales existen unos códigos que son los mismos, unas reglas de comportamiento. Esos códigos valen igual para un skatter, un grafitero o para los aristócratas. Y si quieres pertenecer a ese grupo, a esa tribu urbana, tienes que cumplir con esos códigos. Los seres humanos solamente somos personas cuando convivimos en sociedad. En la selva, también los animales tienen sus códigos y sus reglas
¿Existe el hombre perfecto? ¿Qué os gusta más de un hombre?
Carmen: La regla básica de la seducción es que la otra persona te devuelva la mejor imagen de tí misma.
Marta: El amor es un banco de tres patas: cabeza, corazón y sexo. El atractivo físico me parece fundamental, de piel, pero si luego si no puedes hablar con él…
En el libro habláis de deportes. Pádel, tenis, golf, fútbol…
Marta: Ponerse en forma es una religión hoy en día , de verdad. Es obligatorio cuidarse, estar en forma y me parede hasta excesivo.
Carmen: ¡El modelo ‘Beckham’ ha sido muy nocivo!
¿Qué imagen os transmite Cristiano Ronaldo?
Marta: Viva Cristiano porque nos da muchas alegrías en el Madrid, pero no es mi prototipo de persona, no me gusta su puesta en escena ni cómo celebra los goles. Gran deportista, sí, pero no me iría a tomar una copa con él porque no me parece especialmente simpático.
¿Y Messi?
Carmen: Es un virtuoso. Ronaldo es un atleta y quiere ser un campeón y es inconformismo puro, pero Messi no tiene que hacer ningún esfuerzo para lograrlo. Es un don natural.
¿Rafa Nadal?
Marta: Es el hombre que querríamos en nuestras vidas. Marido de nuestra hija, nuestro mejor amigo y compañero. Nadal nos ha puesto de acuerdo a todos los españoles, lo que tiene un gran gran mérito. Encantador, guapo, simpático y humilde.
Carmen, ¿en su vida ha habido un antes y después del Planeta?
Tuve que luchar mucho con todas mis connotaciones extraliterarias. Antes la gente no me tomada en serio. Esa imagen mía cambió cuando gané el Planeta.
Marta, ¿se siente más escritora que periodista?
Con cinco años ya soñaba con ser escritora y creo que desde los quince no ha habido un solo día de mi vida que no haya escrito algo.

 

Sport

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog