Menu
Menu

Protéjannos

A vueltas con el lenguaje “no sexista” que empezara con aquellas ridículas “jovenas” de Carmen Romero y obliga hoy a los políticos a no utilizar los genéricos castellanos, como si así fueran a hacer más por las mujeres, me pregunto si el hecho de que la RAE recomendara cambiar la expresión “violencia de género” por “violencia domestica o por razón de sexo” habrá sido el detonante de que,  en Cs no se entienda lo que significa. Se refería la RAE, oigan, a la violencia que ejercen hombres contra mujeres, por ser mujeres. Violencia machista, diría yo. Ninguna de las tres expresiones recoge con precisión la humillación, el sufrimiento, la sangre vertida, la dignidad derramada…, pero acaso sirve para concienciar a la sociedad y a las propias víctimas de que lo son. Víctimas de hombres, por ser mujeres. Y ya está. Hay otras violencias, claro. De mujeres contra hombres, de hombres y mujeres contra niños, de jóvenes contra viejos,  de personas contra animales… Y estaría muy bien que, de una buena vez, los políticos se ocuparan de  exigirle a la Justicia que equilibrara la balanza hacia el lado que corresponde, que no le diera la razón al hombre o a la mujer sistemáticamente en ningún caso y que penalizara la utilización fraudulenta de cualquier cosa, hijos incluidos e incluso sentimientos o pura costumbre también. Nadie dice que no se castigue a las malvadas; pero verán, es que hay más malvados. Sí. Como lo leen. En el mundo entero. Por eso hay más mujeres explotadas, violentadas, prostituidas y hasta asesinadas, que necesitan protección específica. Dejen ustedes de llamarnos “jóvenes y jóvenas”, como limosna y, en vez de eso, muestren la diferencia, y protéjannos.

 

La Razón

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog