Menu
Menu

“Las comidas pesadas pueden producir somnolencia.”

Elisa Blázquez Blanco

Encargada del departamento de nutrición de la Clínica Medicina Integrativa

Autora del libro: Dieta Integrativa

 

Se supone que hay que comer dependiendo de las energías que gastemos. ¿El trabajo físico desgasta más que el intelectual?

El trabajo físico siempre desgasta más que el intelectual. Necesitamos más energía para mover los músculos que para pensar. No obstante, el cerebro también consume glucosa y es fundamental evitar las bajadas de azúcar en sangre cuando necesitamos estar concentrados. Pero el gasto es mayor solo si lo comparamos con el descanso o reposo, nunca con la actividad física.

 

Si se realizan trabajos que requieren concentración ¿hay que evitar las comidas pesadas?

Efectivamente. Las comidas pesadas, sobre todo las comidas ricas en harinas refinadas y grasas, pueden producir somnolencia. Esto es debido a que la subida de glucosa en sangre produce la disminución de unas sustancias llamadas orexinas que hacen que nos mantengamos despiertos y alerta. Por ello es recomendable hacer comidas ligeras y saludables si necesitamos estar concentrados.

 

¿Y para trabajar conduciendo un camión o un autobús?

Para conducir necesitamos estar alerta y despiertos. Será recomendable hacer comidas ligeras cada 2 o 3 horas para mantener los niveles de glucosa en sangre estables.

Un desayuno fuerte elaborado con harinas integrales y una proteína magra (Por ejemplo, una tostada integral con jamón ibérico), tentempiés como la fruta fresca o los frutos secos y comidas compuestas por vegetales y pescado, son buenas alternativas para estos trabajadores.

 

¿Las dietas varían mucho para un oficinista y para un trabajador de la construcción?

Varía mucho por la actividad física y por la temperatura ambiente. Si trabajamos al aire libre tenemos un mayor gasto calórico en invierno por el frío y una mayor deshidratación por el calor en verano. Son aspectos a tener en cuenta en un trabajador de la construcción, pero no en un oficinista que siempre está en condiciones de temperatura confortables.

 

¿Qué alimentos serían más recomendables para los trabajos más físicos?

Un trabajo físico requiere de una mayor ingesta de hidratos de carbono. Son personas que tendrán que incluir más cereales en su dieta. La pasta, el arroz (preferiblemente integrales) o las legumbres son alimentos que no deben faltar. Por supuesto, siempre teniendo presente que la dieta sea equilibrada y natural.

 

¿Y para los trabajos más intelectuales?

Una persona con un trabajo más intelectual se beneficiará más de la ingesta de proteínas y vegetales. El consumo de pescado es especialmente beneficioso por su contenido de ácidos grasos omega 3, fundamental para nuestro cerebro. Las nueces y semillas como el lino también son beneficiosas y recomendables para mejorar nuestro rendimiento intelectual.

 

En todos ¿habría que evitar el alcohol?

Evitar el alcohol es una recomendación saludable para todos. Disminuye el rendimiento físico e intelectual.

 

¿Y algún otro tipo de bebida?

Lo ideal es que nuestra bebida principal sea el agua. Otras bebidas adecuadas son las infusiones. Por ejemplo la infusión de romero o malvavisco son beneficiosas para la memoria.

Es recomendable evitar las bebidas azucaradas, los estimulantes y las bebidas gaseosas que tienen gran cantidad de sodio.

 

¿Alguna distinción en la dieta de los trabajadores por sexo o edad?

La alimentación siempre tiene que adaptarse a la edad, actividad y condiciones de salud de cada persona. En cuanto al sexo, la alimentación será similar, aunque las mujeres requieren una mayor cantidad de hierro y ácido fólico en edad fértil.

Por otro lado, durante la menopausia el organismo experimenta cambios y somos más propensas a ganar grasa corporal, por lo que es importante el control de calorías en esta etapa de la vida.

 

Suplemento de salud de La Razón

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog