Menu
Menu

Muchos más malos…

Una mujer, maltratada, denuncia. Tiene miedo, claro. Y más aún cuando  sabe que, después, le tocará entregar a su hija al maltratador, por muy padre de  su niña que sea. La pequeña se resiste, llora, no quiere irse con él.  Y su mamá…, ¿qué haría usted? ¿Se la entregaría? ¿No? Es el caso de María Salmerón a quien el Gobierno ha indultado parcialmente, tras haber sido condenada por quebrantar el régimen de visitas. Le han quitado la pena, pero  no los trabajos sociales ni  la multa (2.190 euros) , que dice  no saber cómo va a poder pagar, porque  asegura no tener dinero. Pero, al menos, la sombra de la cárcel se ha alejado. Si alguien no comprende el caso o no está de acuerdo, que levante el dedo. Aunque ya les digo yo dos: el fiscal y el juez. Por qué el fiscal y el juez no eran partidarios de esta medida de gracia es un enigma. ¿Tal vez porque, a la sombra de tantos casos reales como este, hay engaños de mujeres que denuncian en falso y utilizan a los niños para vengarse de sus padres? Es cierto, los hay. No solo hay malos en el mundo. También hay malas. Revisen la Historia o léanse Medea. Solo que los malos, en general, lo repito siempre, matan más. Y si no, examinen las listas de mujeres muertas a manos de sus parejas, ex parejas, o padres de sus hijos… “Las mujeres que se portan mal con las mujeres deberían tener un lado más calentito en el infierno”, decía Madeleine Allbright. Y aquellas que mienten aprovechando su condición de mujer también, añado yo. Sus  contadas actuaciones hacen que algunos pretendan justificar lo injustificable.

La Razón

Back to Blog

Comentarios

Deja un comentario

Back to Blog