Menu
Menu

Zenda

Apenas falta un día para el nacimiento de Zenda. El domingo pasado, a tres  de su alumbramiento, el anuncio de la fecha señalada y unos pocos datos sobre los previsibles rasgos del bebé, desataron en las redes el furor por el twitter de esa nueva página, y sus seguidores mutaron de un centenar a casi cinco mil en cuestión de horas. El primer paso del milagro, orquestado por Arturo Pérez Reverte y participado por grandes nombres de la literatura, la crítica y el periodismo, se había producido. Pero ¿qué es Zenda? se preguntarán muchos de ustedes si aún no forman parte de su club de fans. Zenda es “un territorio de libros, amigos y aventura”. Así la define su editor y cofundador, el creador de Alatriste, uno de los contadores de historias patrios mas celebrado en el mundo entero y ahora el capitán de un barco cargado de devotos de la literatura, rumbo a “un lugar libre donde encontrarse”. Los amantes de los libros aún no dan crédito. Esta iniciativa revolucionaria, la sublevación contra los suplementos culturales tan cargados de influencias e intereses, tan sectarios y tan inalcanzables para los ajenos a su mundo de conveniencia, llega a Internet y a las redes sociales, tras seis meses de conversaciones entre el propio Pérez-Reverte y secuaces de la talla de Marías, Merino, Mateo Diez, Almudena Grandes o Lucas, entre otros muchos.  Un equipo de héroes decido a  embarcarse  en su bajel pirata y aceptar en él a creadores de habla hispana, a este lado o al otro del océano, y a firmar  artículos, reseñas, blogs, charlas amistosas, entrevistas y  toda suerte de textos diseñados a la medida de este espacio de comunión entre autores y lectores, donde se pretende que todos encuentren satisfacción.

Zenda no desenvainará su espada contra los suplementos literarios, pero su mera existencia contribuirá a que se vuelvan más neutrales si no quieren perecer arrasados por la fuerza de la libertad y el entusiasmo de  los amantes de las letras, deseosos de demostrar que el tiempo de la lectura no solo no ha acabado, sino que, en esta era de nuevas tecnologías se encuentra en mejor forma aún que en el pasado..

Demos la bienvenida a Zenda y a sus “perversas” intenciones de evangelizar la red y volverla más literaria y las gracias a Pérez-Reverte y sus amigos por atreverse a comprobar, por si mismos, hasta dónde llega la fuerza de las historias contadas y las que quedan por contar…

 

La Gaceta de Salamanca

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog