Menu
Menu

La isla en llamas

La Isla Bonita está en llamas. No ha sido un incendio de mala fe, pero si una imprudencia absurda con la que la casualidad ha querido prenderle fuego a La Palma y hacerla arder sin compasión. 2.500 vecinos evacuados y 3.600 hectáreas quemadas convierten el incendio en el más grave sufrido en este territorio ,con distintivo de Reserva de la Biosfera, desde hace dieciséis años. No sé que pasaría entonces, ni tampoco en el otro, también pavoroso, registrado en 2009, ya superado por el actual; pero ahora el motivo ha sido de esos que si lo inventa un novelista, lo tachan de tener una mente perversa y retorcida. Un tipo que quema el papel higiénico que utilizó tras defecar, convierte el prosaico acto de limpiarse el trasero en la chispa que prende la llama de una desgracia. Los hechos se produjeron en una zona de pinocha donde el hombre, de 27 años, y nacionalidad alemana, hizo arder el papel utilizado en su aseo.  El individuo, ya detenido, y sin domicilio fijo, no debió sospechar que la mala suerte lo visitaría cuando pretendía no dejar huella de su paso por la zona; pero lo cierto es que su acción ha provocado un daño irreparable, que le ha costado la vida a una persona y un descalabro económico a la isla. Aún no se sabe en qué acabará la desgracia. Lo que es innegable es que el azar se ríe de las buenas costumbres. Porque es probable que este hombre no solo no deseara destrozar el medioambiente sino que, con su acto cívico de hacer desaparecer el papel higiénico pretendiese justo lo contrario. Pero ya ven, el destino escribe la historia a su manera.

La Razón

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog