Menu
Menu

“Todos los alimentos con alto contenido en sal favorecen la retención de líquidos”

Dra. Ruth Barrena, especialista en Medicina Interna del Hospital Universitario Quirón salud Madrid

 

¿Por qué se producen las retenciones de líquidos?

La principal causa de retención de líquidos es la patología renal, circulatoria y hepática. Se produce porque el cuerpo realiza una inadecuada eliminación de líquidos que invaden a zonas de fuera de los vasos (extravascular).

 

Hay personas más proclives a ellas que otras?

Sí, los pacientes con patología cardiaca, renal, hepática y vascular previa, son más proclives a la acumulación de líquidos. También es frecuente en algunas personas siempre asociado a cambios hormonales (mujeres), vasodilatación, altas temperaturas, obesidad o circunstancias como pasar largo tiempo de pie, favorece la vasodilatación y la acumulación de líquidos.

 

En todo caso, la dieta es básica para prevenirlas ¿no?

En pacientes con patología cardiaca, renal, hepática y vascular previa se recomienda reducir el consumo de sal y reducir la ingesta de líquidos; en el resto de afectados, las medidas dietéticas no son de gran importancia.

 

Qué es lo que conviene comer para evitarlas?

En personas con patología cardiaca, renal, hepática y vascular previa es recomendable seguir una dieta variada, con reducción de la ingesta de líquidos y controlar el consumo de sal. ¿Por qué se recomienda reducir este consumo? Es debido a que la ingesta de sal provoca que el organismo tienda a ahorrar agua y favorece la acumulación de líquidos. En los pacientes cuyos órganos no funcionan correctamente, esta acumulación puede llegar a ser un problema.

 

Y lo que sería mejor no comer?

Conservas, bebidas con burbujas, embutidos, preparados, precocinados, snacks… Todos los alimentos que tengan un alto contenido en sal.

 

Hay períodos en los que son inevitables como el embarazo, ¿no?

El cuerpo de la embarazada sufre cambios durante la gestación entre la que se encuentra la compresión venosa lo que causa dificultades en el retorno venoso. En estos casos es conveniente el uso de medias de compresión para favorecer el retorno venoso.

 

Además de la dieta, ¿son recomendables algunas infusiones como la de cola de caballo u otras para evitarlas?

No, todos los preparados -como la cola de caballo- que tienen alguna función diurética pueden tener efectos colaterales en órganos como los riñones.

 

 

Hay quien piensa que si bebe más agua retiene más líquido…

A priori no. Si estás sano, al beber más agua, se eliminará por la orina o por el sudor en mayor cantidad. En una persona sana, el organismo regula su nivel adecuado de ingesta de líquido. La sed es un buen mecanismo regulador.

 

 

Y por supuesto, no son recomendables ni las ropas ajustadas ni el sedentarismo ¿no?

 

La ropa ajustada a nivel de la cintura dificulta el retorno venoso, pero en las piernas, llevar ropa ajustada lo favorece. El sedentarismo no es bueno en general para ninguna patología. Una actividad física adecuada ayuda a que el retorno venoso sea adecuado; además, reduce la obesidad, otro factor que favorece los problemas vasculares.

 

Suplemento de salud de La Razón

 

 

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog