Menu
Menu

¿Canciones populares?

Era jueves. El locutor de la radio anunció que Bob Dylan había ganado el Nobel de literatura.  “Algo tiene que estar cambiando –dijo- cuando el año pasado el premio  fue para el periodismo y este para las canciones populares”.  “¿Canciones populares?” –pensé mientras se agolpaban en mi recuerdo versos irrepetibles del glorioso poeta. Es verdad que Dylan es músico y solo cuenta con dos obras en prosa: esa obra de prosa poética Tarantula”, que resultó un fracaso y una deliciosa autobiografía que no se parece a ninguna otra. Pero más allá de ellas, la poesía se ha deslizado por sus venas más que la misma sangre y son muchas las letras de sus canciones en las que la belleza de la palabra no ha escondido la fuerza de un lenguaje reivindicativo y poderoso. Blowin’ in the wind, The Times They are Changing o Mr Tambourine Man no son más que algunas muestras de cómo Dylan conquisto con su discurso musical a una generación sesentera a punto de cambiar. Dylan, con su voz diferente y rota, se impregnó del discurso de los poetas beat, mientras ellos se sorprendían al ver como el cantautor daba un paso más allá y lo ocupaba todo con alguna de sus composiciones. Like a Rolling Stone pegó tan fuerte que se convirtió casi en un himno. Pero el fenómeno Dylan no había hecho más que empezar. Del folk al pop, al blues, al rock, Dylan nunca dejó de ofrecer baladas emocionantes, en las que cabían versos visuales y rotundos, que se convertían en documento. ¿Canciones populares? Puede. Pero también un torrente literario cantado, con miles de fanáticos agradecidos, entre los que me cuento, que celebran este Nobel, tantas veces soñado.

La Razón

 

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog