Menu
Menu

“La obesidad infantil está relacionada con la comida rápida e hipercalórica”

Doctor Antonio J. Domínguez Pérez. Pediatra en Hospital Universitario Virgen Macarena (Sevilla).

La obesidad infantil es cada vez más frecuente en España, ¿a qué se debe?

Se debe a varios factores muy importantes y a la vez preocupantes:

-Hábitos alimenticios inadecuados.

- Falta de ejercicio y/o vida sedentaria.

- Obesidad familiar y/o factores genéticos.

- Estatus social-ingresos familiares bajos.

 

¿Y qué es lo que ha propiciado ese cambio  de alimentación que hace que los niños coman peor?

Básicamente por dos motivos: en primer lugar por el fácil acceso a alimentos muy calóricos, que a su vez son los más baratos y los que “más gustan”. En segundo lugar, por esta sociedad estresada, en la que la que la “comida rápida e hipercalórica” prevalece a la ingesta de alimentos saludables.

 

¿Qué riesgos conlleva la obesidad infantil?

Implica mayor riesgo a medio-largo plazo de padecer diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial, dislipemias, alteraciones esqueléticas, apneas del sueño, etc. Y por supuesto comentar los aspectos psicológicos, con disminución de la autoestima, estigmatización, mayor riesgo de depresión/ansiedad y fracaso escolar.

 

¿Qué tipo de alimentos conviene evitar para prevenirla?

Se deben evitar los alimentos ricos en grasas y azúcares refinados, así como los productos manufacturados y la “comida  rápida”. Es fundamental seguir una dieta mediterránea rica en: alimentos de origen vegetal; empleo del aceite de oliva; consumo moderado de pescado, aves de corral, productos lácteos naturales y huevos; consumo de pequeñas cantidades de carnes rojas.

 

¿Y en cuanto a las bebidas?

Se deben evitar todo tipo de bebidas azucaradas en la infancia; es de vital importancia insistir en que la mejor bebida infantil es el agua, complementándose con la leche en las etapas críticas del desarrollo.

 

¿Hay muchos alimentos bajos en calorías (incluidos refrescos) en el mercado, son adecuados para las dietas infantiles?

Los niñ@s necesitan un aporte energético diario que es básico para su crecimiento y desarrollo. Para ello no se recomiendan alimentos bajos en calorías, sino alimentos frescos y naturales cocinados con técnicas culinarias saludables.

 

Existe el problema además de los menús escolares ¿están lo suficientemente equilibrados como para evitar los problemas de obesidad infantil?

Hoy en día, los menús escolares siguen la normativa sanitaria y están controlados por dietistas especialistas en este tema, que hacen que los menús escolares sean de buena calidad.

 

¿En qué momento deben los padres considerar que la obesidad infantil se ha convertido en un problema?

Principalmente cuando observen una ganancia de peso rápida y excesiva en su hijo/a,  signos/síntomas de enfermedad asociada y/o cuando la comida se convierta en un problema en el día a día de la familia.

 

Si eso sucede, ¿deben recurrir al especialista para que se haga cargo de su dieta?

Deben acudir a su pediatra de atención primaria, que valorará al niño/a y propondrá cambios en los hábitos de vida (alimentarios/ejercicio). Cuando se detecten patologías importantes, el niño/a deberá ser valorado por un especialista.

 

Suplemento de salud de La Razón

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog