Menu
Menu

El frío de estas fechas

Hace frío y es normal. Es lo que toca en estas fechas. Lo que no parece tan comprensible es que haya personas en nuestro país que puedan morir de frío o que lo sufran tanto que al final puedan caer en la peor de las desgracia. Eso es lo que le sucedió a la anciana de Reus. El frío la llevo a calentarse a diario con dos velas, y una de ellas fue el origen del fuego que quemó el colchón de la habitación donde dormía, y acabó produciéndole la muerte. Recuerdo ahora el caso de hace pocos días, porque el frío arrecia y no queda más remedio que pensar en cuántas personas en nuestro país lo sufren de manera indecente y rabiosa. Como le pasó a la mujer de 81 años de Reus. En un país europeo, del primer mundo, solidario y responsable, estas cosas no solo son inaceptables, sino que dan vergüenza.

 

 Después de este caso –siempre después de la tragedia-, nos hemos puesto a buscar responsabilidades y al final se nos ha venido a la cabeza ese refrán tan español, “el uno por el otro, la casa sin barrer”. Los Servicios Sociales del Ayuntamiento desconocían que la mujer no dispusiera de corriente eléctrica por impago y no habían recibido ninguna solicitud de ayuda en ese sentido. Sin embargo, el Consistorio si estaba al tanto de que la mujer había pedido ayuda para poder pagar el recibo del agua. Y se le había concedido. Mientras, el arrendatario del piso había interpuesto una demanda judicial de desahucio por impago de alquiler… ¿Qué pasó? ¿Acaso no existía algún tipo de respuesta para situaciones como esta? Pues parece que sí… pero que nadie comunicó a los Servicios Sociales la situación de esta mujer, que vivía sola y que tan solo recibía la visita de su nieta, que se ocupaba de llevarle la comida. ¿Por qué no se pusieron en contacto con los Servicios Sociales ni los familiares de la fallecida ni ella misma?  Seguramente porque ni siquiera sabían si tenían opción a pedir una ayuda. A veces solicitarlas resulta tan complicado, que las personas mayores y solas ni siquiera se lo plantean. Si ya es difícil interpretar el recibo de la luz, como para ponerse a  rellenar papeles para demandar cualquier cosa…

 

La Gaceta de Salamanca

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog