Menu
Menu

“Referirse a la ‘microbiota con metabolismo lento’ podría explicar algunas dudas sobre el estudio de la obesidad”

José Manuel García Almeida, especialista en endocrinología y nutrición.  Coordinador grupo Nutrición y Obesidad de SAEDYN. J. S. Endocrinología Hospital Quirón-Salud Málaga

1. ¿Qué es la microbiota?

 Son el conjunto de microorganismos (bacterias, virus, etc) que viven de manera normal con nuestro organismo, es decir sin causarnos una enfermedad. Son una parte de nuestro “ecosistema “ a nivel microscópico y habitan en diferentes áreas de nuestro organismo, principalmente en el tubo digestivo, pero también en piel y mucosas. La microbiota intestinal es la mas conocida y que mayor  interés ha suscitado en los últimos años.

Su relación “simbiótica” es decir de ayuda a nuestro organismo esta en estudio así como su potencial papel en determinadas  enfermedades.

2. ¿Cuál es su papel en la salud humana?

Realmente son la primera línea de “defensa” de nuestro  cuerpo frente a los agentes externos.  Su  papel en la salud se desvela de forma clara cuando esta sufre alteraciones y son reemplazadas por microorganismos con efectos negativos que causan enfermedades.  Se trata de un equilibrio de diferentes especies de bacterias que en su conjunto ayudan al mantenimiento del equilibrio de la salud. Su papel es crucial por ejemplo en la síntesis de vitaminas como K , importante en la coagulación de la sangre, que son los gérmenes intestinales los que nos la facilitan.

Por otro lado estas bacterias se nutren de los mismos alimentos que ingerimos, en concreto de las partes que nosotros no podemos aprovechar como la fibra.  De ahí producen energía y determinadas sustancias , como los ácidos grasos de cadena corta , que nos aportan efectos beneficiosos a nivel de la salud del colon.

3. ¿Tiene relación con la obesidad? ¿Y con la diabetes?

Son múltiples los estudios que relacionan diversos cambios en la moicrobiota intestinal con las enfermedades metabólicas. Se conoce que determinadas cepas firmicutes/bacteroidetes,  diferentes tipos de bacterias que existen, son mas frecuentes en pacientes con obesidad o diabetes pero la relación “causa-efecto” aún no está claramente establecida.

En esta área de la obesidad se están realizando estudios que  evidencien  los cambios en la microbiota que se producen durante la pérdida de peso con diferentes modelos de dietas y los posibles tratamientos que pueden aplicarse para modificar hacia una microbiota más favorable “metabólicamente”

4. ¿Desde cuándo se conoce esta asociación?

Hace ya muchos años que se conoce, pero el estudio en profundidad se está empezando a realizar en la actualidad con nuevas técnicas de estudio genético de las bacterias, metabolismo de las mismas.

Creo, a modo particular, que pronto podremos establecer el término “tengo el metabolismo lento” que tanto refieren nuestros pacientes…. A “tengo una microbiota con el metabolismo lento” …. Lo cual puede explicar algunas dudas sobre el estudio de la obesidad y su tratamiento que nos surge a los clínicos en nuestra práctica diaria.

5. ¿Se puede controlar?

El proyecto de poder influenciar de forma externa en estos ecosistemas en miniatura es un tema muy delicado.  Está claro que son sistemas con equilibrios, muy complejos y con muy diversos  mecanismos de regulación y contra-regulación.  Una simple modificación puntual de una bacteria no puede conseguir cambios estables en la microbiota.

Actualmente se están ensayando multitud de”probioticos”, microorganismos  que tratan de modificar la microbiota para lograr un efecto beneficioso para la salud.

6. ¿Y cuáles son los  riesgos específicos de esta asociación, si es que los hay, más allá del desarrollo de la diabetes y la obesidad y de sus riesgos habituales?

Existen otras áreas fuera del metabolismo donde la implicación de la microbiota es fundamental. Asi en múltiples enfermedades digestivas, enfermedad inflamatoria intestinal, colitis , esteatohepatitis no alcohólica, se están estudiando la importancia de la microbiota en su etiología.

7. ¿Y cuál es su tratamiento? ¿Tiene que ver con la dieta? ¿Requiere intervenciones quirúrgicas?

El paso al tratamiento sistematizado en guías de práctica clínica está todavía en construcción. Se necesitan más estudios que demuestren seguridad y eficacia de los tratamientos.

Por supuesto, la alimentación es una parte fundamente del tratamiento ya que estos microorganismos necesitan nutrientes que se aportan por los alimentos.  Frutas y verduras como fuentes de fibra soluble e insoluble son un ingrediente imprescindible en el plan nutricional.  La unión de los componentes de los alimentos (fibra – prebiótico) con los microorganismos ( próbioticos) son fundamentales para esta simbiosis.

La administración de estos tratamientos no requiere cirugía ya que se administran por el tubo digestivo, bien por vía oral  o en algunos casos a través de sondas digestivas.

 

 El término “trasplante de microbiota”  hace referencia a este tratamiento con administración de microorganismo positivos que luchen contra aquellos mas perjudiciales y los desplacen del ecosistema de nuestro organismo.  Existen diversos grupos de trabajo de nuestra sociedad SAEDYN (sociedad Andaluza de Endocrinologia, diabetes y nutrición)  que tienen proyectos en marcha de estudio de la microbiota  en obesidad y diabetes.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog