Menu
Menu

“Estar en primera línea de la actualidad me ayuda a crear historias”

portadilla

Gente Yold recibe hoy a una mujer todoterreno. Periodista de radio, televisión y prensa y ahora más metida que nunca en el mundo de la literatura, Marta Robles se encuentra en su mejor momento. El próximo mes publica su decimotercer libro, “A menos de cinco centímetros”, su primera novela negra, un género que según nos cuenta, “le apasiona”. Descubre mucho más sobre ella en esta entrevista.

Marta Robles tiene 52 años, en treinta de los cuales no ha parado de evolucionar como periodista y escritora. Es cara conocida de la televisión, actualmente colabora en el programa matinal de TVE ‘Amigas y Conocidas’, pero la hemos visto presentar emisiones tan importantes como el magazine diario ‘A toda página’ o las ‘Noticias de las 9’ en Antena 3. Pero también Marta es asidua en la radio, donde ha trabajado con los más grandes, como Carlos Herrera y donde actualmente presenta y dirige una emisión, concretamente en Radio EFE.

Pero por si no tenía suficiente, la verdadera pasión de Marta Robles es escribir que “es a lo que se dedicaría toda su vida”, según ella misma nos cuenta. El pasado mes de octubre publicó su duodécima obra y apenas tres meses después, el próximo 31 de enero, verá la luz la número 13… ¿Cómo se las apaña la periodista para sacar tantas cosas adelante? Hoy nos lo cuenta.

_mg_7948

Gente Yold.: Colaboradora en uno de los programas de éxito en TVE, directora y presentadora de una emisión de radio, columnista en varios medios escritos y una docena de libros a tus espaldas… ¿cuál es el secreto de ser tan versátil?
Marta Robles.: -“Fundamentalmente yo creo que he conseguido alcanzar mi sueño, que siempre ha sido escribir. Desde que era una niña solo pensaba en contar historias y relatos, y no en la capacidad o no que podía tener para comunicar. Esta virtud me la descubrió más adelante el que fue mi primer novio, quien me animó y me impulsó y gracias al que me hice universitaria, periodista, escritora y todo lo que vino después.

Sí es cierto que desde que empecé la carrera ya se me había metido en las venas el veneno del periodismo y ahora mismo me considero igual de periodista, que de escritora, de mamá, amiga y, en definitiva, de todo lo que soy.

Cuando uno está contando historias, necesariamente tiene que ser versátil, el soporte en realidad es lo de menos. La diferencia entre la ficción y la no ficción, es decir, entre el periodismo y la novela, en este caso, es simplemente que en uno de los lados tienes que contar obligatoriamente la verdad y toda la verdad y, en cambio, en el otro te la puedes inventar”.

_mg_7949

G.Y.: Tu último libro “Haz lo que temas” se publicó el pasado mes de octubre; el próximo, “A menos de cinco centímetros”, sale a la luz el 31 de enero ¿Podría decirse que estás orientando tu carrera hacia el género literario?
M.R.: -“En octubre publiqué mi último libro, una reflexión en primera persona, a pesar de que comencé a escribir `A menos de cinco centímetros´ bastante antes. La estructura de una novela es muchísimo más complicada que la de un ensayo y más uno como el mío, que es en primera persona y en el que ofrezco mi propia impresión de la inseguridad.

Mi sorpresa fue que acabé la novela bastante antes que el ensayo, en concreto el pasado mes de marzo, pero yo ya había asumido el compromiso editorial para publicar mi ensayo en octubre, de manera que pospuse la salida de `A menos de cinco centímetros´ para el próximo 31 de enero”.

G.Y.: ¿Es lo que más disfrutas?
M.R.: -“A mí me encantaría dedicarme solo a la literatura y desde luego no pretendo estar toda mi vida en la tele, en algún momento tendré que replegar las velas, pero por el momento no me pongo límites ni tiempo determinado.

El hecho de estar activa en distintos medios también me sirve para la propia literatura, que tiene mucho que ver con todo lo que vives y con todo lo que escuchas y observas. De manera que a mí, el hecho de estar en primera línea de la vida y de la actualidad, también me ayuda para construir las novelas y las historias de ficción”.

G.Y.: “A menos de cinco centímetros” es tu primer thriller, ¿qué te ha impulsado a lanzarte a este género?
M.R.: -“Realmente es mi primera novela negra, ya que en `Luisa y los espejos´, a pesar de tratarse de un libro de cuentos históricos, introduje al final un thriller pasional que sorprendió bastante a la gente del gremio literario.

Ésta sí es mi primera novela negra. Y negra, negra, además (ríe). Es muy potente, con todas las características típicas de este género: desde el detective hasta la femme fatale. Es una obra muy arriesgada, con unos personajes con unos perfiles psicológicos muy bien definidos y yo creo que va a ser muy rompedora”.

 G.Y.: ¿Ha sido difícil enfrentarse a este género?
M.R.: .-“Ha sido bastante complicado. A mí el género negro siempre me ha encantado, pero no me atrevía a lanzarme, porque yo soy muy respetuosa y prudente, prefería ir poco a poco. Pero de pronto, hace algo así como un año me invitaron a participar en una antología de relatos “porno-criminales”, en un libro que se llama `Obscena´. Fue una experiencia que me impuso mucho en un principio, ya que el resto de autores que iban a compartir relato conmigo eran primeras espadas del género negro. No estaba segura de si sería capaz de hacerlo. Pero sorprendentemente resultó que salió fenomenal, hicimos un relato muy sorprendente y además como yo quería, con estructura de relato clásico, con mucho argumento, un hilo muy potente, hasta con un punto reivindicativo, incluso. Fue muy curioso.

Sin duda, esto fue lo que de pronto me animó y a partir de ahí decidí lanzarme. Pero desde luego que no puedo negar que me ha costado”.

a-menos-de-5-cm_2000px-portadilla-ultimo-libro

G.Y.: ¿Cuál ha sido tu fuente de inspiración?
M.R.: -“Yo tengo muchos autores de referencia dentro de lo que es el género negro, desde Eric Ambler, a Simenon, pasando por Raymond Chandler y Patricia Highsmith. Son escritores que forman parte de mis lecturas habituales desde que era muy jovencita, incluso desde niña.

Pero en concreto, para hacer este libro, he hablado mucho con Arturo Pérez-Reverte, que precisamente figura en los agradecimientos, y también por ejemplo, con Manel Loureiro, que es un escritor joven, gallego, cuya impronta me apasiona. Así que puedo decir que hay algo del mundo literario y de estos escritores en concreto dentro de la propia novela”.

G.Y.: ¿Te has sentido cómoda o te quedas con la reflexión sobre vivencias más personales como en `Haz lo que temas´?
M.R.: -“La verdad es que me divierte mucho más la ficción. Para mí los ensayos, las biografías, es casi periodismo. Y el periodismo para mí es `pico y pala´, mi día a día. En cambio, en la ficción hay algo más, abarca mis sueños, mis emociones, sentimientos e ideas diferentes que no puedo entretejer cuando estoy escribiendo en temas de mi oficio”.

G.Y.: Titulaste tu anterior novela “Haz lo que temas”, ¿a qué teme Marta Robles?
M.R.: -“A fallarle a los demás, a no hacer felices a las personas que quiero, eso es a lo que tengo más miedo. Y luego también me temo un poco a mí misma, porque tengo un grado de auto exigencia brutal que, aunque estoy tratando de domesticar con el paso de los años y convivir con él, todavía me quedan `restos del naufragio´, como yo le digo.

Es curioso cómo, los que somos inseguros, nos guiamos por nuestra propia inseguridad, es nuestro mayor motor y nuestra fuerza más potente. Si hay alguien que cree en nosotros, con tal de no fallarle, ¡somos capaces de alcanzar la Luna!”.

G.Y.: ¿Qué es para ti un buen periodista? ¿abundan en España o más bien escasean?
M.R.: -“Un buen periodista tiene que tener mucha curiosidad, mucha iniciativa y mucha honestidad. Y en nuestro gremio, como en todas partes, hay de todo. Lo que pasa es que los periodistas nos miramos mucho el ombligo y nos creemos distintos a los demás, pero en todas partes cuecen habas y en todos los sectores hay gente mala, buena y regular, da igual que sean camareros, arquitectos, ingenieros, panaderos o periodistas. Nosotros somos igual que los demás.

Es cierto que en el mundo del periodismo hay mucha gente que no está haciendo su trabajo bien y que además, como hacen mucho ruido, se les ve más y empeñan un poco al resto. Pero yo conozco tal cantidad de periodistas honestos, curiosos, con iniciativa, con ganas de trabajar, leales… Yo soy de las que piensa que somos más la buena gente que la mala”.

G.Y.: Cuéntanos a todos los Yolds un momento de tu carrera profesional que no olvidarás nunca.
M.R.: -“¡Ha habido tantos! Me acuerdo que cuando detuvieron a Roldán, yo hacía en ese momento la emisión de Antena 3 `A toda página´”y me sorprendió mucho porque me hicieron pararlo todo para contarlo, me llamó mucho la atención. También algo muy sonado en los medios fue mi fuerte discusión, casi podría decir un mano a mano, con Cela.

En otro momento, durante la elección del Papa Benedicto XVI, yo en ese momento hacía un programa en Telemadrid, recuerdo que tuve que estar 12 minutos en el más absoluto directo contando mi vida porque los de informativos no me daban paso y teníamos que esperar a que saliera la fumata blanca. ¡12 minutos! Parece poco, pero yo ya no sabía ni qué contar. He tenido de todo, también fue curioso entrevistar al jefe de transmisiones de la Plaza de Tiananmen, porque él hablaba en chino, el traductor en inglés y yo tenía que traducirlo al español, ¡fue caótico!”.

 Gente Yold

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog