Menu
Menu

Un mal año para la música

Ahora que andamos caminando sobre el último tramo del año, sigilosos, de puntillas, sin querer que pase nada que no haya pasado ya (“virgencita, virgencita, que me quede como estoy) es inevitable hacer un de balance de lo vivido. Como el personal es cosa de cada uno  y el general ocupa páginas y páginas de los periódico, yo lo quiero hacer musical. Si este bisiesto no me ha gustado por tantas cosas, no le perdono que se haya llevado a tantos mitos. A principio de enero, falleció David Bowie. Acababa de publicar ese álbum, “Blackstar”, el mismo día que cumplía los 69 años. Y aún mantenía ese no sé qué de su mirada de ojos de dos colores. Y también todos sus secretos. Incluido ese cáncer con el que batallaba desde hacía tiempo, que se lo llevó a la tumba. Al “divo de Juárez”, el adorado Juan Gabriel que tantos lloraron en su tierra y tantos en la nuestra, lo mató un infarto. Era leyenda vivo, así que imaginen muerto, con tanto tema irrepetible, entre ellos alguno que le regaló a nuestra Pantoja. También se marchó Maurice White,  ¿Do you remember? September… Pues eso. Él fue el fundador de Earth, Wind & Fire y el creador de algunas de sus más celebradas canciones. Tenía 74 años y un parkinson que acabó con su vida, en febrero de 2016. Antes murió el cofundador de esa banda pionera en rock psicodélico, Jefferson Airplane, llamado Paul Kanter,  el 28 de enero y a la misma edad. También murió Merle haggard, en abril, dejando tras de sí una inolvidable huella en la música country y 79 años de vida, vividos intensamente. Y luego, ese mismo mes, se fue él. Irrepetible y mágico, con una vida llena de misterios. “El artista antes conocido como Prince” O sea Prince, sin duda una de las figuras más importantes del pop y una de las personalidades de la música más transgresoras e inspiradoras se marchó, también en abril, con solo 57 años y la duda sobre una ingesta, supuestamente accidental de analgésicos que lo mató. También se fue él, ese poeta con voz envolvente que contaba tantas cosas cuando cantaba y que llenaba de amor, de paz, de sentimiento y de vida todo cuanto tocaba con sus canciones. Leonard Cohen murió a los 82 años, un 7 de noviembre, tras publicar ese último álbum que ya tenemos todos los devotos “You Want it Darker” .Y por si faltaba tragedia musical imperdonable en este 2016 que se acaba, acaba de morir George Michael, el pop británico hecho persona, con solo 53 años… Está claro que este no ha sido un buen año para la música, ni aunque a Bob Dylan le hayan dado el premio Nobel de literatura…

 

La Gaceta de Salamanca

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog