Menu
Menu

“El azúcar está presente en muchos más alimentos de los que imaginamos”

ELISA BLAZQUEZ, Encargada del departamento de nutrición de la Clínica de MedicinaIntegrativa y bloguera (htpp://tunutricionistaintegrativa.com).

 

Cada vez que miramos una etiqueta nos sorprendemos: todos los alimentos contienen azúcar ¿es inevitable?

Nos sorprendemos porque lo añaden a muchos alimentos que no son dulces y no imaginamos que el azúcar pueda estar presente. Los embutidos, las salsas de tomate, la carne picada, el pan, los snacks salados, los yogures para bebes, etc. lo suelen tener como ingrediente añadido. Es inevitable que esté presente el azúcar natural del alimento, pero si se puede evitar el azúcar añadido. Para ello sería conveniente utilizar otras alternativas diferentes para conservar el alimento y para mejorar sus cualidades organolépticas.

 

Pero, ¿Por qué se le añade azúcar a los alimentos?

El azúcar actúa como conservante y es barato, además tiene propiedades antimicrobianas. Por esto se añade a menudo en los productos procesados. Además el sabor dulce es agradable y mejora la palatabilidad del producto.

 

¿Cómo es posible que se encuentre oculto?

En el etiquetado puede aparecer el azúcar con diferentes denominaciones (melazas, siropes, dextrosas) y podemos no darnos cuenta de que están presentes si no las conocemos.

Además, como ya he comentado, es común que esté añadido en alimentos que no esperamos. Por ejemplo, lo lógico es esperar que un producto que te venden como ligero o rico en fibra no contenga azúcar y, sin embargo, puede tenerlo. Hay cereales de desayuno ricos en fibra que contienen incluso más cantidad de azúcar que los refinados para compensar el sabor del salvado y te los venden como alternativa para cuidar la línea. Lo mismo ocurre con muchos lácteos bajos en grasa.

 

Este azúcar añadido, ¿resulta nocivo?

Es nocivo porque contribuye a aumentar la cantidad total diaria de azúcares simples que consumimos con el correspondiente efecto para la salud que esto supone.

Hay un proyecto muy interesante en internet llamado SinAzucar.org en el que se nos muestra la cantidad expresada en “terrones de azúcar” que tienen diversos productos del mercado, no imaginamos la cantidad que estamos consumiendo hasta que vemos este tipo de comparativas.

 

Sin embargo el azúcar natural de la fruta y otros alimentos es saludable ¿no?

El azúcar natural de la fruta tiene un efecto fisiológico diferente en el organismo al azúcar refinado. El alimento completo contiene fibra y esto ralentiza la absorción de los azúcares naturales, mucho más conveniente para la salud.  Además son alimentos ricos en agua y la cantidad total que se consume es mucho menor que si hablamos de sacarosa o fructosa en estado puro (refinada).

 

En todo caso, ¿cuánta azúcar es recomendable que ingiramos diariamente, según la OMS?

La OMS recomiendo no consumir más del 10% (50gr en una dieta de 2000 kcal) del total de las calorías de la dieta en forma de azúcares libres en personas sanas con normopeso y menos del 5% en personas con sobrepeso o con riesgos para la salud.

No obstante, considero que sigue siendo elevado, el azúcar que consumimos siempre debería ser el que está presente de forma natural en los alimentos, no el refinado.

 

¿Cuáles son los riesgos de consumir azúcar de más?

El consumo excesivo de azúcar está relacionado con la obesidad, el sobrepeso, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, las enfermedades bucodentales, etc.

Entre las muchas consecuencias adversas que tiene, podemos destacar también el efecto que tienen las subidas y bajadas de glucemia en la inflamación de bajo grado, muy vinculada a la mayoría de las enfermedades crónicas de nuestros días o incluso en los cambios anímicos. En niños con TDHA, por ejemplo, es importante evitar el azúcar refinado.

 

¿Cada vez hay más niños y adultos con diabetes adquirida por la mala alimentación?

Efectivamente, por la mala alimentación y por el sedentarismo. La dieta actual es elevada en calorías, baja en micronutrientes y poco equilibrada. Si además no hay actividad física, la combinación es nefasta para aquellos que tengan una predisposición genética que les condicione a tener una diabetes.

 

¿Por qué no es obligatorio que figure “azúcar” y éste se oculta tras los jarabes o siropes, las melazas, las dextrosas etc. en las etiquetas? 

Es obligatorio que figure el ingrediente que contiene el producto. El problema es que ponga “dextrosa” y no se sepa que se está hablando de azúcar.

 

¿Es posible comer sin azúcares añadidos, por completo?

Es posible, pero para ello debemos evitar la gran mayoría de alimentos procesados que hay en el mercado y esto a veces no es fácil por el ritmo de vida que llevamos. La mejor estrategia para evitar azúcares añadidos es comer alimentos naturales y cocinarlos nosotros.

Comprar las legumbres, los granos, la fruta, la verdura, el pescado, la carne, los frutos secos, etc. en crudo y dedicar tiempo en la cocina para elaborar recetas que nos agraden a partir de ingredientes de calidad.

 

Suplemento de salud de La Razón

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog