Menu
Menu

Marta Robles: “Es muy difícil escribir sobre sexo”

Marta-Robles-dificil-escribir-sexo_EDIIMA20170207_0624_4

La escritora y periodista Marta Robles, autora de más de una docena de libros, asegura que se ha sentido en su elemento en su estreno en el género negro con “A menos de cinco centímetros”, una novela en la que también habla de sexo, un tema sobre el que, reconoce, le parece muy difícil escribir.

Y es que en su novela, editada por Espasa, hay bastantes escenas sexuales, un tema en el que hay “finísimas líneas” que no se pueden cruzar para evitar tanto la posibilidad de “pasarse de cursi” como de “ser soez”, asegura Robles en una entrevista con Efe.

Con una estructura “estricta” de novela negra, Marta Robles explica que ha querido mostrar una visión crítica de la sociedad para trasladar el mensaje de que “no solo se es bueno o malo, sino que depende de donde uno esté para reaccionar de una u otra forma”.

Por eso, todos sus personajes esconden algo en una historia compleja protagonizada por Tony Roures, un detective especializado en infidelidades con un pasado de periodista de guerra y que investigará un caso por encargo de una periodista argentina que cree que un brillante y conocido escritor español ha asesinado a varias mujeres.

Un escritor ante la que cae rendida la otra protagonista de la novela, Misia, la bella mujer de un multimillonario propietario de la mayor empresa editorial y de comunicación del país.

A través de los diferentes personajes de la novela, Marta Robles (Madrid, 1963) explora temas como la trata de mujeres, la guerra y los periodistas en los conflictos bélicos, los niños soldado o el antisemitismo, entre otros muchos.

Y sentimientos como la culpa y el remordimiento, la infidelidad y el engaño pero también del sexo en sus múltiples facetas: “El sexo por obligación, por amor, por disfrute, como castigo y hasta por compasión”, explica Marta Robles.

En la novela, la autora recupera la historia de una de las redes más importantes de trata de mujeres y niñas y prostitución de la historia, la Zwi Migdal, que comenzó a finales del siglo XIX con la llegada masiva de judíos a Argentina, entre los que se filtraron los delincuentes, y que no fue desmantelada hasta 1930.

Marta Robles quería que el detective tuviera una “mirada especial” debido a sus vivencias y por eso eligió una personaje con un pasado turbio que fuera capaz de “hacer cualquier cosa por lealtad y amor”, un hombre culto y aficionado a la música.

“Un tipo con el que al lector le gustaría charlar, un hombre confiado y atractivo”, de tal forma que, ha avanzado la escritora, volverá a protagonizar otra novela que ya tiene “en la cabeza”.

Los libros y el mundo literario son escenario de esta novela, ambientada en Madrid, porque es un sector que conoce bastante bien y le parecía “muy de novela”.

Así, el afamado escritor al que investiga el detective, Armando Artigas, es rico, tiene millones de seguidores en todo el mundo, es atractivo y seductor y, por principio, sólo tiene relaciones con mujeres casadas.

A pesar de que la historia es compleja, Robles asegura que la ha escrito de tal forma que el lector no se perderá en la trama, llena de engaños y secretos de los personajes, porque todos “tienen algo que no cuentan, algo que quieren ocultar”.

El Diario

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog