Menu
Menu

“La dieta influye tanto en la calidad del semen como de los óvulos”

Dra. Laura García de Miguel, ginecóloga de la Clínica Tambre.

1.     ¿Cómo influye la dieta en las posibilidades de fecundar y concebir un hijo? 

El estado de salud preconcepcional es fundamental para conseguir una gestación y un buen resultado de la misma. Para ello es recomendable realizar una dieta equilibrada, variada y rica en antioxidantes (verduras, frutas), pues la alimentación influye en la calidad de los óvulos y de los espermatozoides. Por supuesto que la capacidad de conseguir embarazo depende en mayor medida de aspectos más decisivos como la edad de la mujer, la reserva ovárica, la permeabilidad de las trompas , la calidad del semen, pero si cambiamos ciertos aspectos de nuestra alimentación mejoraremos nuestras propias posibilidaes reproductivas.


2. ¿Es cierto que una dieta equilibrada y adecuada es decisiva en la calidad del esperma?

Actualmente está disminuyendo la calidad general del semen en los hombres (concentración, movilidad, morfología espermática).

Sabemos que un aumento en el estrés oxidativo afecta negativa a la calidad seminal, pues altera el ADN del espermatozoide aumentando su fragmentación. Por este motivo, es deseable una dieta rica en antioxidantes como la vitamina E (aceites vegetales, nueces), vitamina C (pimientos, tomates, cítricos), folatos, Zinc, selenio, betacarotenos (zanahoria, espinacas, tomate).

  
3.¿También influye en los óvulos?

Por supuesto que la calidad de los ovulos también se puede ver afectada por el estrés oxidativo, que se podría disminuir con el aporte mayor de antioxidantes en la dieta.

Además, en las mujeres, es fundamental tener un índice de masa corporal entre 20 y 25, puesto que un sobrepeso o la obesidad, disminuyen drásticamente las posibilidades de gestación así como que aumentan las tasas de aborto y complicaciones durante el embarazo y parto. El bajo peso puede causar alteraciones en las ovulaciones , reglas irregulares o incluso amenorrea (ausencia de reglas), perjudicando directamente  nuestra fecundabilidad.


4. ¿Y en qué consistiría esa dieta? ¿Hay algún alimento que esté totalmente prohibido?

Como hemos dicho, la recomendación es una dieta variada, rica en verduras y frutas, pescado, baja en consumo de carnes rojas, que asegure un adecuado aporte de todas las vitaminas y microelementos recomendados. La dieta recomendada para aumentar las tasas de fertilidad tiene que ser una dieta rica en verduras y frutas, con un alto


5. ¿Y alguno que esté recomendado por encima de los demás?

No habría ningún elemento mas recomendado por encima de los otros, pues se trata fundamentalmente de hacer una dieta variada y equilibrada. 

6. ¿Qué pasa con el alcohol, el tabaco, el sedentarismo? ¿También influyen?

Efectivamente. El tabaco y el alcohol influyen de forma muy negativa sobre la fertilidad, tanto de hombres como mujeres. Por eso, en una visita preconcepcional o en una consulta de esterilidad, es imprescindible incidir en estos aspectos y hacer cambios en los hábitos de vida.

En relación al sedentarismo, se sabe que la práctica de un ejercicio moderado y regular (45-60 minutos tres veces a la semana) beneficia el buen funcionamiento del sistema reproductivo, de hombres y mujeres.


7. ¿Desde cuándo se conocen de manera contrastada estos efectos de la dieta sobre el esperma masculino y los óvulos femeninos?

Desde hace varias décadas, existen publicaciones que relacionan la dieta con la calidad de espermatozoides y ovocitos. Los primeros artículos científicos datan de los años 40.

8. ¿Cuando se quiere procrear, además, es necesario recurrir en algún caso a los suplementos alimenticios, además de a las vitaminas?

Si. Cuando la mujer decide que quiere iniciar la búsqueda de gestación, es necesario tomar suplementos de ácido fólico (disminuye el riesgo de defectos del tubo neural del feto tipo espina bífida) y yodo (necesario para un buen desarrollo neurológico del feto). Existen muchos complejos vitamínicos comercializados que además llevan suplementos de otras vitaminas y  minerales como hierro, vitamina D , DHA , etcétera. 

10. ¿El hecho de que ahora parezca que cuesta más procrear, tiene que ver con que nuestra alimentación ha empeorado?

Las  posibilidades de embarazo están íntimamente relacionadas con la edad de la mujer. De media, a partir de los 35 años, la reserva ovárica disminuye así como las posibilidades de gestación. A los 38 años, existe una bajada aun mayor, siendo cada año que pasa más difícil conseguir un embarazo con un recién nacido sano. Por ello, el principal motivo por el que tengamos más dificultades en conseguir el embarazo actualmente es  el diferir la maternidad a edades más avanzadas. Sin embargo, como he comentado previamente, los factores ambientales como la alimentación,  contaminación, el estrés afectan negativamente a nuestras posibilidades reproductivas.

La Razón

Back to Blog

Comentarios

Deja un comentario

Back to Blog