Menu
Menu

“Todos debemos alimentar bien a nuestros animales interiores”

Captura de pantalla 2017-04-11 a las 9.56.22

ANDRES PASCUAL Y ECEQUIEL BARRICART,
autores de “El oso, el tigre y el dragón”

¿Ven a estos chicos de la foto? ¿A los protagonistas de la entrevista? Pues además de haber escrito juntos este maravilloso libro “El oso, el tigre y el dragón. Los tres animales que habitan en ti”, Premio Urano 2017, son amigos de toda la vida. Y además rockeros. Se conocen hace un cuarto de siglo, que fue cuando formaron parte de la banda de rock “Catorce de septiembre”, con la que llegaron a acariciar el éxito. Desde entonces han recorrido senderos distintos de la creatividad. Uno, Andres Pascual, más con la escritura, donde ha cosechado grandes éxitos, y el otro, Ecequiel Barricart, como reconocido director creativo en una agencia de diseño de marca personal. “Pero siempre –dice Andrés- contagiándonos mutuamente nuestro entusiasmo. Cuando tienes algo que contar, da igual hacerlo con la música o con las palabras, lo importante es que te salga del corazón.” En esta ocasión fue a Ecequiel al que se le ocurrió la idea de los tres animales que habitan en nosotros. Y se la contó a Andrés, que se quedó tan fascinado con ella que quiso participar en el proyecto: “le dije a Ecequiel que merecía una fábula al estilo de las grandes fábulas de Esopo o de El alquimista”

Y dicho y hecho. Cada uno puso su parte de literatura y de creatividad y se pusieron a trabajar sobre esos animales que habitan en nuestro interior, cada uno con su cometido y su importancia “El oso-explica Ecequiel ordena nuestras emociones y nos otorga la capacidad de amar; el tigre gestiona nuestras acciones para que alcancemos las metas en el mundo de las cosas; y el dragón contempla nuestra vida desde las alturas para que divisemos el propósito que la dota de sentido.” Dicho así parece que todo está en armonía, pero somos muchos los que viajamos desequilibrados. Será porque sacamos más a pasear un animal que otros. O porque nos identificamos más con alguno de ellos “Hay quien es más oso, más tigre o más dragón –afirma Ecequiel-, pero todos albergamos los tres animales en nuestro interior. Si ignoramos su existencia, viven una lucha permanente de la que surgen el miedo, el estrés y el vacío, los tres grandes males que nos azotan. Pero cuando tomamos conciencia de que están ahí, te transmiten sus tres poderes para alcanzar el equilibrio y, con él, la plenitud.” Está claro que está fábula tiene un cometido: el de ayudarnos a caminar, a recuperar ese equilibrio tantas veces perdido. Es una fábula, pero además está repleta de magia.

“Todas las fábulas son mágicas desde el momento en que sus protagonistas se tatúan en el corazón, la mente y el alma y saltan cuando menos lo esperamos para advertirnos de los problemas e indicarnos qué camino hemos de seguir –asegura Andrés-.Al igual que la gallina de los huevos de oro o el principito, esperamos que el oso, el tigre y el dragón se conviertan en sabios compañeros para el viaje de la vida.” Pregunto, claro, si existe un elixir para cambiar esos puntos oscuros en los que nos encallamos tantas veces. Si lo tienen por ahí, escondido entre los renglones y entre toda esa sabiduría que destilan “El único que puede cambiar las cosas eres tú mismo –indica Ecequiel- Pero para encontrar respuestas primero tenemos que tener el valor de formularnos preguntas. Y gracias a tomar conciencia de nuestros tres animales somos capaces de preguntarnos quién soy, qué he de hacer y por qué”. Da gusto escuchar a los autores de esta fábula ganadora. Es como si tuvieran solución para todo. Algunas las han dejado perfectamente detalladas en su libro. Y las necesitamos. Porque hay muchas personas en nuestro mundo como Gabriel, el protagonista de “El oso, el tigre y el dragón”, que viven, apagados, sin luz, en la tristeza y la desesperanza. “De hecho –dice Andrés- todos experimentamos alguna vez esta sensación de desamparo, de frustración de que el mundo se pone tan cuesta arriba que nos es imposible dar un paso más. Por eso Gabriel somos todos. Y Sombría, el lugar donde vive…Da igual que haga sol y que el cielo esté tan azul que parezca un salvapantallas. Si estamos mal por dentro, lo único que vemos por fuera es un mundo nublado, gris, triste y desolador. Por eso hemos de alimentar bien a nuestros tres animales, para desterrar ese mundo para siempre y empezar a vivir en Radiante, un lugar en el que todo es posible. La ciudad que todos merecemos, el estado interior que todos merecemos.”

Tomo nota. Y seguro que lo harán ustedes que leen esta entrevista y que no pueden dejar de leer el libro, repleto de fórmulas precisas, de esas que nos hacen comprender, por ejemplo por qué tantas veces somos incapaces de sacar nuestra propia fuerza interior y mirar hacia delante. “Eso ocurre –apunta Ecequiel- porque el caos vital nos arrastra y nos confunde. Nos bloquea, no nos deja pensar. Por eso hemos de alimentar a nuestro dragón, para que nos eleve a las alturas y podamos observar con distancia las idas y venidas del día a día, de forma que no nos afecten y divisemos nuestro propósito, lo realmente importante. Si tienes este por qué, siempre encontrarás el cómo conseguirlo”. Está claro que este libro contiene muchas dosis de autoayuda, aunque sea en forma de fábula y con una literatura muy cuidada “Todos necesitamos ayuda, venga de donde venga –precisa Andrés-. La vida es una carrera de equipo que no podemos caminar solos. Y sin embargo nos cuesta mucho pedir ayuda, bien porque nos creemos tan invulnerables que no la necesitamos como por que nos creemos tan despreciables que no la merecemos” “Los tres animales son un buen ejemplo –añade Ecequiel-. Ninguno podría desplegar su enorme poder sin la ayuda de los otros dos”. Está claro que esto va de potenciar los valores interiores de cada cual. Esos que a veces encerramos en un rincón del alma y nos cuesta tanto encontrar y que están ahí en esos tres animales que nos habitan “El abrazo del oso –dice Andrés- te brinda compasión, aceptación y generosidad. La garra del tigre te nutre de valentía, resolución y firmeza. Y la mirada del dragón te aporta trascendencia, el sentirte parte de algo superior.”

PERSONAL E INTRANSFERIBLE

Andrés Pascual nació en Logroño en 1969. Está casado, no tiene hijos y se siente orgulloso “de que mi maravillosa mujer lleve 26 años aguantándome”. No se arrepiente de nada “prefiero aprender de mis errores y mirar hacia delante” Perdona “desde el minuto uno” y olvida “la memoria no es mi fuerte. Le hacen reír “las tonerías recurrentes” y llorar “cada día soy más sensiblero”. A una isla desierta se llevaría “a mi mujer”. Le gusta “probar de todo a ser posible regado con vino de Rioja” Su manía es “soy un poco perfeccionista, pero me estoy quitando” y su vicio “mmmmm”. De mayor le gustaría ser persona cada día y siempre único”.

Ecequiel Barricart nació en Pamplona en 1971, está casado y tiene dos hijos. Se siente orgulloso “de mi dragón”, se arrepiente “de todo el tiempo que no he sido feliz por tonterías”, perdona “desde el oso siempre y olvida “jajaja es fundamental”. Le hace reír “vivir” y llorar “sobrevivir” No se llevaría nada a una isla desierta “le gusta el jamón y la Coca-Cola Zero” su manía y también su vicio es “respirar y de mayor le gustaría ser “Biker”.

La Razón

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog