Menu
Menu

Entrevista Babú Magazine a la periodista y escritora Marta Robles

Entrevista a Marta Robles

Fuente: Babú Magazine

Marta, ¿recuerdas dónde estabas en los 80 y lo que hacías?

– Lo recuerdo perfectamente. Trabajando en varios sitios para pagarme COU y la carrera: en el aeropuerto durante los mundiales de fútbol del 82, en una tienda, en la consulta de unos dentistas, en una empresa de minería…Y ¡por fin! en El Magisterio Español, Ediciones Castillo de San Riviene y después en la revista Tiempo. Luego, en el 88, a falta de una asignatura para acabar la carrera, me fui a Londres, a trabajar en la tele y en el 89 empecé en Telemadrid, en Radio Intercontinental y en la Cadena Ser… Viví los 80 con mucha intensidad profesional y personal. Mucha música, mucha lectura, mucho trabajo, un novio cinco años mayor que yo, arquitecto… Aquella época fue inolvidable…¡pese a las hombreras!

¿Tenías una pandilla de amigos o eras más solitaria?

– Tenía pandilla de amigos de siempre y también amigos de la universidad, del trabajo… Pero, con todo, a veces me gustaba estar sola, a mi aire y siempre leyendo sin parar. Aunque eso era entonces y también antes. La lectura me ha acompañado toda la vida, por suerte. También en los 80.

¿Sigues viendo a tus amigos de adolescencia?

A algunos sí. Creo que tengo la suerte de conservar a los mejores. A algunos los veo muy de tarde en tarde, pero mantengo con ellos amistades irrompibles.

¿Crees que tu juventud y tu forma de ver la vida fue muy diferente a la cualquier otro joven de tu generación?

– Bueno, como yo tenía un novio cinco años mayor que yo, vi la vida por mis ojos y por los suyos, en dos tiempos. Pero creo que la juventud que yo viví es irrepetible. Vivimos en un mundo en construcción, dispuestos a inventar un mundo nuevo donde, hasta la llegada del SIDA, el amor era muy libre y el resto de la vida también. Un mundo con menos peligros y menos vigilancia, donde las locuras estaban casi bien vistas. Y también un mundo donde la música era capital y luego ha resultado irrepetible. O mejor dicho, desde los 60, cuando yo nací, hasta los 80 se hizo una música distinta que, al menos para mí, no tiene parangón-

¡Tienes un tipazo! ¿Cómo te cuidas?

– Dicen que, con respecto a la salud física y estética,  la genética es un 10  por ciento y el estilo de vida un 90 por ciento; pero lo cierto es que yo solo hago pilates un par de veces a la semana (ahora un día pilates y otro hipopresivos) y trato de comer con cierto equilibrio…, pero nada más. Así que debo tener suerte, o quizás es que el trabajo, intenso y, a veces, incluso desmedido, conserva…

¿Cómo definirías en un palabra el momento presente que estas viviendo?

Un tanto precipitado por la cantidad de trabajo que tengo. Los artículos y entrevistas en prensa (La Razón, La Gaceta de Salamanca, Objetivo Bienestar), el programa literario en la radio (Entre comillas, EFE Radio), las colaboraciones en televisión un par de veces por semana (Amigas y conocidas)… pero además la promoción intensísima y agotadora de mi última novela que se publicó el 31 de enero. Desde entonces no he parado de recorrer España para presentarla, participar en mesas redondas del género… en fin.

Hablamos de tu último libro… ¿De qué va la historia?

– Yo suelo decir que A menos de cinco centímetros es una novela negra perfumada con aroma de violetas. Una historia coral, con un detective, Tony Roures, ex corresponsal de guerra, desencantado y con un pasado turbio, pero que sería capaz de cualquier cosa por lealtad o por amor, que persigue por el encargo que de la  joven periodista argentina Katia Kohen, a un seductor y brillante escritor que la chica cree que mató a su madre y a otras tres amantes.

El mismo que, el momento en el que el detective comienza a seguirle, está iniciando la conquista más arriesgada: la de  Misia, mujer del todo poderoso Carlos Rothman, millonario magnate de la comunicación en cuya editorial publica el escritor. Es una novela repleta de infidelidades, de engaños, de pasiones turbias, donde se mezcla el lujo casi obsceno de los mejores hoteles del mundo y de los más selectos ambientes madrileños, con la sordidez de algunos garitos de música, de ciertos escenarios de guerras cruentas u otros de trata de mujeres y niñas. La historia es muy visual y cinematográfica y engancha desde el principio hasta el final… Y huele a violetas, como el perfume de la protagonista, cuyos ojos son del mismo color…

Te habrán hecho muchas entrevistas desde la salida de “A menos de 5 centímetros “, ¿qué pregunta te hubiera gustado que te hicieran?

– Me hubiera gustado que me preguntaran si es una novela para recordar o de las que se olvida en cuanto se llega a la última página. Creo, sinceramente, que es una novela para recordar. Repleta de reflexiones, de música, de libros, de diálogos arriesgados….Y de frases inolvidables. De hecho ha recopilado algunas de ellas para mí una amiga filóloga y, hasta me he quedado sorprendida de haberlas escrito yo.

Lo seguidores de Babú Magazine son principalmente mujeres de entre 45 y 65 años. ¿Qué mensaje te gustaría transmitirles?

–  Que me importa muy poco la edad que tengan o que tenga yo. Que lo importante disfrutar de cada momento porque es único y luego se va. Así que, Carpe Diem. Lo que envejece no son las arrugas, ni los kilos, ni los achaques: es la falta de ilusión. Así que, repito. A vivir, que son dos días.

¿ Cual es tu sueño para los próximos años?

– El de siempre: saber disfrutar de cada instante, valorar cada cosa que hago o que vivo independientemente de su tamaño o importancia. Mi sueño seguir viviendo apasionadamente y no perder la ilusión.

Libro Marta Robles "A menos de cinco centímetros"

Libro Marta Robles “A menos de cinco centímetros”. Editorial Espasa
Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog