Menu
Menu

Reseña de A menos de cinco centímetros en el blog Matibascorner

Captura de pantalla 2017-02-17 a las 10.56.40

A menos de cinco centímetros es mi estreno literario con la escritora y periodista Marta Robles.

Tras la sugerente portada nos encontramos con una novela negra con los ingredientes clásicos: muertes que resolver, detective atormentado, mujer atractiva con pasado inconfesable y sobre todo, mucha denuncia social, sobre todo en cuanto a lo que se refiere a la trata de blancas, un tema en el que se nota que la autora se ha documentado mucho y bien.

La historia gira en torno a la resolución de las misteriosas desapariciones de mujeres ricas y hermosas cuyo nexo común es un atractivo escritor de best sellers, Armando Artigas. A través de su personaje iremos conociendo también ese mundillo que se mueve en torno a editores, escritores editoriales… y también libros y autores clásicos y contemporáneos.

Marta Robles nos regala en esta novela dos personajes apasionantes: Misia es la bellísima esposa del director de uno de los grupos editoriales más importantes del país y cae rendida a los pies del escritor, algo que la pone en peligro. Misia, mujer de buena posición pero de mirada triste, se ve envuelta en una relación completamente tóxica con el escritor, quizá buscando lo que siempre le faltó en su vida, que es precisamente eso, sentirse viva, pensar en ella por una vez, dejar de sacrificarse por unos y otros, dejar de aparentar y fingir.

Armando Artigas es un escritor sin alma que colecciona mujeres, un hombre que tras ese escudo de éxito y personalidad arrolladora, esconde una herida del pasado que no ha conseguido cicatrizar y que condiciona su actitud ante la vida y las relaciones personales.

“Armando en su adolescencia tuvo que enfrentarse a la infidelidad de su madre y optó por ocultarla. En su juventud, cuando la padeció en las propias carnes, la aprovechó y escribió una novela (…). Una historia sobre las infidelidades femeninas, la capacidad de traición de las mujeres y los secretos que esconden todos los seres humanos, repleta de miedos, decisiones al límite y muertes salvajes, que le condujo al Olimpo de los escritores superventas. A partir de ahí, se juró que jamás compartiría la vida con ninguna hembra del planeta. Y, por supuesto, el amor quedó prohibido para siempre.” (pág. 71)

Sus enemigos opinan de él que “Armando Artigas es un hombre que lucha contra todo, porque no sabe cómo combatirse a sí mismo” (pág. 38), y con acierto.

A los personajes principales les acompañan personajes secundarios igualmente interesantes y muy bien perfilados, sobre todo el inspector Roures y Katia, hija de una de las asesinadas que pedirá ayuda a este ex corresponsal de guerra para averiguar qué hay detrás de la muerte de su madre, ex amante de Armando. El lector conoce bien su historia, sus inquietudes, miedos, pensamientos, es muy fácil meterse en la historia y sus protagonistas.

La resolución de los asesinatos nos conduce a una trama muy dura de trata de blancas, antisemitismo, violencia contra la mujer… Y también conoceremos al detalle la relación entre Armando y Misia, todo ello en un ambiente de lujo descrito a la perfección

“Armando agarró la mano de Misia y la condujo hasta el borde de la cama. Miró un momento sus ojos violetas, como su perfume, y le parecieron demasiado tristes para ser los ojos de una mujer con la vida perfecta de la que presumía. Intuía que ella también escondía secretos tras su sonrisa permanente. Le gustaba cómo flotaba su melena corta rubia y ondulada sobre su cuello.” (pág. 208)

Misia decidió elegir para su cita un ajustado vestido rojo con pronunciado escote halter y espalda al aire, unas sandalias de tacón en color tabaco y un bolso Birkin de Hermès del mismo tono. No solía ir tan deliberadamente seductora.” (pág. 235)

Me ha convencido la novela, tanto lo que nos cuenta como la forma de contarlo, aunque discrepo con la frase de la contraportada que la describe como “Una novela de alta graduación, erótica y violenta, para lectores audaces”, porque es cierto que hay una relación, que la autora nos presenta escenas y situaciones eróticas (muy bien descritas y escritas, por cierto), pero me da la sensación de que poner el acento en esto puede hacer que los lectores reacios a la literatura erótica no se acerquen a la novela, que realmente es una novela negra en la que se cuenta con detalle una relación entre dos personajes y sí, es cierto que tiene relevancia y que se describen muchas escenas de amor entre ellos, pero si la novela erótica no os gusta, no descartéis esta propuesta por ese motivo, porque Marta Robles nos ofrece mucho más que eso.

No será la última vez que lea a esta escritora, me ha gustado mucho su manera de escribir, su construcción de los personajes y la cuidada ambientación, de lugares, de vestimenta, comidas, bebidas, libros… Un gran trabajo.

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog