Menu
Menu

“Con o sin gluten”

No se si unas hostias sin gluten son menos hostias, pero parece que sí, porque el Papa ha llamado la atención a los sacerdotes que, por ahorrarse unos eurillos, deciden pedirlas por Internet incluso a la mismísima China. “El pan debe ser pan y el vino debe ser vino” ha dicho el pontífice. Y yo, qué quieren, será porque tengo que revisarme las cuestiones de fe, pero lo cierto es que siempre he pensado que el rito eclesiástico del pan y el vino era algo simbólico, puro recuerdo de la última cena de Jesucristo y que daba igual tomarse una hostia que una magdalena, siempre que se hiciera pensando que aquello era el cuerpo de Cristo. No es que le vea nada malo al asunto; es decir, no critico al Papa por señalarlo; pero, como soy muy fan de Francisco, casi espero más que se fije en si esas hostias chinas sin gluten y a precio de ganga están hechas por trabajadores sin derechos y que eso le preocupe más, que la calidad de las mismas o si se ajustan en cuanto a ingredientes a las originales. Más que nada porque, en estos tiempos en los que son tantos los asuntos pequeños que impiden prestar atención a los grandes, me gustaría creer que el Papa, fijándose en este asunto, no olvida, ni por un segundo todos esos problemas de la iglesia que tanto la perjudica ante sus fieles. Como que aún haya sombra de sospecha de pederastia entre los cardenales, que aún no se dictamine con concrecición sobre la homoxesualidad o sobre los divorciados (por mucho que las palabras de Papa hayan servido de bálsamo respecto a ambas cuestiones) o que parezca que, ni en pleno siglo XXI y con un Papa comprensivo y moderno, se siga sin valorar  y potenciar el papel de la mujer en la Iglesia. Se me ocurriría alguno más, pero no me da el texto, así que lo dejo ahí…Igual hay que fijarse en las hostias como producto…,no soy quien para discutírselo a nadie y menos al Papa, pero que hacerlo no le robe espacio en las noticias a la pobreza en el mundo, a la utilización de las personas, al dolor de la marginación… Igual me equivoco, pero creo que esos temas y muchos otros le importarían infinitamente más a Jesucristo, que el asunto de las hostias, con o sin gluten…

La Gaceta de Salamanca

Back to Blog

Deja un comentario

Back to Blog